Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2018 Página 1 de 3

Tecnología al servicio del recambio generacional en la manufactura

David Luna

En Fundiciones Rice, procesos con alta mano de obra fueron reemplazados por mecanismos de manufactura en componentes complejos sin dejar de garantizar la precisión.

Los cambios generacionales siempre han sido cruciales para las empresas mexicanas, especialmente por la dificultad de recortar las curvas de aprendizaje en los empleados. A partir de una historia casi centenaria, mostramos cómo este tipo de obstáculos se pueden sortear gracias al uso adecuado de tecnología y a la asesoría técnica de instituciones de gobierno. El autor describe la manera en que procesos de alto valor de mano de obra, casi artesanales, pudieron ser reemplazados por mecanismos de manufactura en componentes complejos sin dejar de garantizar la precisión y el detalle pieza tras pieza.

La complejidad geométrica de las hélices y propelas para embarcaciones marítimas siempre representará retos importantes para la manufactura metalmecánica. Un fabricante importante en México de estos componentes es Fundiciones Rice, ubicado en Mazatlán, que siempre ha dependido del conocimiento profundo y de la experiencia de sus técnicos para generar moldes de alta precisión. Desafortunadamente, la gran mayoría de estos expertos tienen ya muchos años en la empresa y están cerca del retiro, por lo que su gran fortaleza, la experiencia de los años acumulados está, literalmente, jugando en contra en una ineludible carrera contra el tiempo pues, desde hace ya algunos años, se podrían contar con los dedos a los jóvenes que desean emplearse en este tipo de tareas de producción.

Pero para esta empresa mexicana con alcance internacional, no parece haber obstáculos. Muestra de ello es que en la actualidad opera bajo la visión y batuta de su cuarta generación en 2019 cumplirá un siglo de haber sido fundada por don Maximinio Rice, cuando patentó un método de fabricación de anillos de fierro para motores en un horno, también de su invención.

Para contrarrestar este cambio generacional, la familia sinaloense Rice sacó provecho de la disponibilidad de fondos gubernamentales y se acercó al Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) para encontrar nuevas formas de suplir, con tecnología, la mano de obra ya no disponible.


Cidesi lanza nueva línea de ensamble para la industria automotriz

Innovación en México: un arma a desarrollar en los próximos años

Panorama del sector de moldes en México


Ricardo Villarreal, ingeniero de proyectos de Cidesi, estuvo involucrado en este proceso desde el principio, y fue uno de los encargados de entender los requerimientos de la empresa Rice y de desarrollar la solución adecuada. Cuando tuvieron el primer acercamiento pudo atestiguar que el proceso de manufactura era tradicional y se ejecutaba de forma manual.

Para ello se hacen moldes de arena y modelos de madera para formar el corazón de la pieza. Requiere una gran pericia que los trabajadores de Rice han desarrollado a lo largo del tiempo. Pero los jóvenes ya no quieren hacer el tallado de madera y se resisten a hacer este trabajo, que es muy artesanal”, comentó.

Fue a partir de acercamientos con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), al cual pertenece Cidesi, que conocieron los Proyectos de Innovación (PI) y obtuvieron un primer proyecto con una propuesta técnica comercial para sustituir sus procesos de manufactura.

Rice fabrica propelas y hélices para barcos para clientes tanto en México, como en Sudamérica (países como Colombia, Venezuela y Brasil). También, la marina de Estados Unidos les envía hélices para reparación. La empresa de Mazatlán tiene capacidad para producir y reparar propelas de cualquier envergadura.

Desde el diseño

El personal de Cidesi recibió el proyecto y consideró no solo la utilización de tecnología de punta, con equipo para realizar procesos de maquinado, sino que además tuvo en cuenta la necesidad de implementar sistemas de producción flexibles que les permitieran maquinar diferentes tamaños y modelos de componentes.

Decidimos emplear tecnologías como robots, celdas de manufactura automatizadas, centros de maquinado y posicionadores”, explica Villarreal. “Para ello se plantearon etapas que fueron desde la investigación y obtención de una arena autofraguante con características maquinables hasta el diseño del proceso de corte”.

Los investigadores de Cidesi realizaron estudios de compactación para asegurar el maquinado con herramientas de corte a partir de diseños de experimentos. Así se desarrolló esa primera etapa en la búsqueda de materiales maquinables pero con un aglutinamiento y porosidad adecuados para la fundición.


Palabras relacionadas:
herramientas de corte, proveedores de herramientas de corte, fabricación de moldes, manufactura de moldes, Cidesi, manufactura para la industria naval, manufactura flexible, maquinado con herramientas de corte

Acerca del autor

David Luna

David Luna

Director de contenido de Metalmecánica Internacional.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados