Promocione sus productos o servicios con nosotros
Febrero de 2017 Página 1 de 3

Torneado: alto volumen para autopartes

Miguel Garzón

Cuando se producen lotes de gran tamaño, mantener la productividad, repetitividad y calidad en cada pieza es un reto.

Una de las características de la manufactura de componentes para automóviles es la producción de lotes de gran tamaño. Mantener la productividad, repetitividad y calidad en cada una de las piezas se convierte en un gran reto para los fabricantes. En este artículo el autor explora algunos de los aspectos fundamentales a tener en cuenta para mejorar tanto la confiabilidad de las piezas, como su calidad, pensando en mantener una productividad que permita competir globalmente.

A la hora de elegir un sistema de torneado de piezas para alto volumen para la industria automotriz es fundamental entender que las claves se encuentran en tres ejes fundamentales: repetitividad, calidad y productividad. La fuerte competencia internacional por la producción de autopartes proveniente de Asia, Europa, Estados Unidos o Brasil, entre otros, hace que no haya espacio para la improvisación a la hora de ofertar a las ensambladoras la producción de una parte de alto volumen.

Cuando se trata de comprometerse con la producción de un lote de gran tamaño de partes automotrices, se debe estar seguro de que cada pieza se mantiene dentro de las estrechas tolerancias especificadas. Para esto las máquinas deben correr de manera segura para cada proceso elegido y garantizar la repetitividad en sus movimientos, incluso a altas velocidades.

Dependiendo de las aplicaciones, puede ser necesaria una repetitividad de posicionamiento con valores menores a 5 µm. Cuando las tolerancias de ajuste de piezas en serie se encuentran en el orden de los 30 µm o menos (ajustes de deslizamiento o incluso de interferencia), también es importante asegurarse que la máquina lo puede lograr a largo plazo.

Esto requiere confirmar con los proveedores aspectos como qué tipo de materiales, tratamientos térmicos y acabados utiliza para la fabricación de las guías, qué mecanismos usa para transmitir el movimiento sin vibración y sin holguras, cómo protegen las guías del desgaste por fricción y atrapamiento de la viruta y cómo afecta esto a la rigidez de la máquina. Los proveedores serios de máquinas herramienta realizan pruebas de durabilidad y confiabilidad a sus productos y los clientes deben exigir conocer estos resultados y basar sus decisiones en ellos.

Un tema al que poco tiempo de análisis se le dedica a la hora de escoger un torno, independientemente de su tipo, es la relación que existe entre la fuerza de agarre del mandril y la velocidad de giro que ofrece la máquina. Y, por supuesto, la manera más simple de incrementar productividad en un torno es aumentando la velocidad de rotación. Comúnmente, por simple acción de aceleración centrífuga, los mandriles reducen dramáticamente la fuerza de agarre a medida que aumenta la velocidad de rotación. Esto hace no solo peligroso mecanizar una pieza de gran tamaño, sino que, a medida que se pierde la fuerza de agarre, se aumenta la posibilidad de tener vibraciones entre la pieza y la herramienta, causando con ello deterioro de la calidad superficial y reducción de la vida útil de los insertos de corte.

Existen proveedores de mandriles, como la firma Microcentric de Alemania, que ofrecen mantener la fuerza de cierre de manera prácticamente constante a velocidades de hasta 10,000 rpm para diámetros de barra de hasta 1.25 pulgadas. Esto lo logra mediante un sistema de cuñas externas actuadas neumáticamente, sin necesidad de usar contrapesos.

Aún en el tema de las mordazas, un aspecto clave a revisar es el de la repetitividad de posicionamiento del agarre de la pieza. Esto garantiza que de pieza a pieza se mantenga un valor de concentricidad dentro de los límites aceptables por el cliente. Mordazas de excelente calidad ofrecen valores de repetitividad menor a 2.5 µm y pueden llegar a ser menores a 1 µm en mordazas para torneado de alta precisión.

Incluso cuando se pueden contar muchos más aspectos claves para garantizar la repetitividad y calidad de las piezas torneadas, como serían la capacidad del control de la máquina para hacer movimientos de alta velocidad, pero sin sobresaltos exagerados, o la escogencia de sistemas CAM que interpolen de la mejor manera las geometrías complejas a realizar, hay un tema crucial que debe ser tocado en este momento: las herramientas de corte.

Con los requerimientos actuales de mecanizado a altas velocidades de corte (> 400 m/min) en aceros incluso pre-endurecidos, son necesarias herramientas que puedan mantener una vida útil lo suficientemente larga para que los procesos sean económicamente viables. Con esto se entiende que el desgaste de la herramienta sea lo suficientemente bajo para mantener la geometría del filo de corte constante por más tiempo, garantizando así el cumplimiento de las tolerancias de fabricación y la rugosidad superficial esperada en la pieza. De igual forma, esto asegura menores fuerzas de corte que, a su vez, resultan en menores esfuerzos residuales en la pieza, evitando la reducción de su capacidad estructural.


Palabras relacionadas:
Cómo elegir un sistema de torneado de piezas para alto volumen para la industria automotriz, producción de autopartes, producción de partes automotrices, proveedores de máquinas-herramientas, proveedores de mandriles, sistemas de mordazas para el sector automotor, sistemas CAM.
Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Torno/fresado/rectificado

Documentos relacionados