Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2020 Página 1 de 2

Tres maneras de optimizar procesos automáticos de rebabeo con cepillos

¿Cómo pueden las empresas garantizar la optimización en un proceso automático de rebabeo? Considere estas prácticas para obtener ahorros en los costos y mayor productividad.

En muchas operaciones, el rebabeo de componentes metálicos es crítico para el proceso general, ya que influye en la productividad y la calidad, las cuales a su vez afectan al producto final. El rebabeo de componentes simplifica el ensamble de las piezas y, en algunos casos, proporciona un acabado más uniforme.

Varias operaciones son candidatas para implementar la eliminación automatizada de rebabas, especialmente aquellas con producción de alto volumen donde el rebabeo manual es difícil y lleva mucho tiempo.

Cabe resaltar que el rebabeo automatizado puede proporcionar beneficios significativos, incluidos la reducción de costos y una uniformidad mejorada, en una amplia gama de aplicaciones. Seguir estos pasos puede ayudar a optimizar el proceso para lograr eficiencia, calidad y productividad. 

Por tal razón, Rick Sawyer, ingeniero de aplicaciones senior de Weiler Abrasives Group, definió tres formas de optimizar estos procesos en las empresas:

Considere el proceso

Las rebabas son bordes elevados o exceso de material que se puede generar de distintas maneras durante el proceso de fabricación. Por lo general, son producidos por herramientas durante el maquinado CNC o las operaciones de corte y moldeo de metales. El proceso de rebabeo suaviza esos bordes ásperos.

Comprender las geometrías de rebabas que se pueden producir es fundamental para lograr un rebabeo adecuado. Las herramientas que producen rebabas se desgastan con el uso, por lo que el tamaño de las rebabas varía con el tiempo y por ende las herramientas utilizadas para el proceso de rebabeo también se desgastan con el tiempo. Todos estos factores juegan un papel en la geometría de una rebaba y en el grosor de su raíz.

El primer paso clave para abordar estas variaciones es estabilizar el proceso tanto como sea posible. El proceso de rebabeo automatizado debería diseñarse en torno al peor de los casos para la geometría de rebabas. Esto ayuda a garantizar una estabilidad y consistencia óptima en piezas terminadas.

Recuerde, un proceso automatizado no puede ver una rebaba como un humano para decidir realizar un rebabeo dos veces más de lo normal si es necesario. Por lo tanto, aunque los procesos de rebabeo pueden estar diseñados para manejar una gran variabilidad en las piezas entrantes, estos procesos tienden a ser más caros, tienen tiempos más largos y pueden requerir una intervención más frecuente del operador. Por ello, es recomendable reducir la variación entre piezas.

Comprenda los materiales y las piezas

El tipo de material, la geometría de la pieza y las especificaciones de la pieza terminada afectan el proceso de rebabeo.

Ciertos materiales, como el acero inoxidable, son más difíciles de limpiar que el hierro fundido o el aluminio. Cuando los materiales requieren una mayor agresión para un rebabeo adecuado, es necesario usar tiempos de procesamiento más largos con granos abrasivos más gruesos. También hay una mayor probabilidad de que se necesite refrigerante para eliminar el calor.

La geometría de una pieza tendrá un impacto directo en el tipo de abrasivo a utilizar y la configuración requerida para un proceso de rebabeo automatizado. Las partes planas requieren herramientas diferentes que las requeridas en las partes con más irregularidades.

Por ejemplo, una superficie plana, como el cuerpo de una válvula de transmisión, es una buena opción para el rebabeo con cepillo de disco. Las piezas de metal estampadas son adecuadas para rebabeo con discos abrasivos en sistemas con transportadores magnéticos.

Cuando las partes con una geometría más compleja tienen rebabas en más de un plano, se pueden usar robots para manipular la pieza en diferentes orientaciones para eliminar la rebaba.

Por último, la selección de la herramienta de rebabeo adecuada también depende del acabado de la superficie, el acabado del borde y las especificaciones del radio del borde. Un proceso de rebabeo robusto ayuda a lidiar con las variaciones que resultan del proceso.

Establecer los parámetros de operación adecuados

Diseñar un proceso de rebabeo eficiente también requiere seleccionar los parámetros operativos adecuados. La orientación de la pieza, el tiempo de ciclo y la potencia del motor son consideraciones importantes en el diseño del proceso.

El acceso a las rebabas es un desafío común en el diseño adecuado del sistema para el rebabeo automático con cepillo. Las rebabas que están ocultas no se pueden eliminar por proximidad a un filamento de cepillo en movimiento.


Palabras relacionadas:
Rebabeo de componentes metálicos, eliminación automatizada de rebabas, rebabeo manual, rebabeo automatizado,optimizar procesos, eficiencia, calidad y productividad, maquinado CNC, operaciones de corte y moldeo de metales, bordes ásperos, rebabeo automatizado.
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Mecanizado

Documentos relacionados