Promocione sus productos o servicios con nosotros
Foto Bloguero

Diez micrómetros

01 sep 2021

¿Podemos ver la sostenibilidad como oportunidad de desarrollo para manufactura en Latinoamérica?

Las evidencias cada vez más claras del deterioro ambiental que está causando el consumo desmedido de recursos, propiciado especialmente por las mayores economías del planeta, están causando un cambio de mentalidad en los grandes inversionistas, quienes empiezan a tomar decisiones de mercado basados no solo en la rentabilidad financiera de los negocios, sino en su impacto desde el punto de vista de sostenibilidad ambiental, social y de gobernanza (capacidad de innovación, condiciones de trabajo a lo largo de la cadena de suministro, etc.). 

Esta nueva manera de evaluar la factibilidad de los negocios, puede significar una oportunidad interesante para Latinoamérica si ya no se ve desde un punto en el cual la productividad está solo definida por la maximización del retorno económico bajo la optimización del uso del tiempo y del capital invertido, sino que ahora tendrá más factores en cuenta: Ahora será importante saber cuánto material reciclado o recuperado se usa en la fabricación de los componentes, cuál es la huella de carbono de su cadena completa de suministro. Qué tan igualitaria es la composición del personal de la planta o qué tan capaz es de innovar para aumentar su porcentaje de utilización durante el ciclo de vida.

¿Será posible para nuestra industria manufacturera en Latinoamérica establecer bases donde se impulsen estos factores de sostenibilidad para ganar competitividad sobre economías en otras latitudes? Aparte de políticas de reducción de consumo energético en la producción o en la cadena de suministro, ejemplos de políticas sostenibles pueden ser el dar un impulso hacia la capacitación de más personal técnico femenino, trabajar en la implementación de mejores contratos a términos más largos de tiempo o el establecimiento de auditorías periódicas a sus proveedores aguas abajo en la cadena de suministro.

Todo esto puede ser un impulso importante para la definición de proveedores automotrices a la hora en que los grandes fabricantes y sus naciones están dando declaraciones públicas casi a diario de su determinación de suspender la venta de vehículos de combustión en un plazo relativamente corto. La Unión Europea propone no vender automóviles y furgones pequeños de combustión para 2035, decisión que por cierto, aún debe debatirse y aprobarse en el parlamento europeo y luego ratificarse en los diferentes países de la UE. Por su parte, el gobierno de Joe Biden firmó una orden ejecutiva, respaldada por los de los tres grandes fabricantes estadounidenses (Ford, GM y Stellantis), según la cual se proponen que para 2030 la mitad de los automóviles que se vendan en Estados Unidos sean cero emisiones. 

Movidas correctas hacia los nuevos factores de medición de sostenibilidad industrial pueden significar la llegada de mayores inversiones en la región en el marco del T-MEC y demás tratados comerciales latinoamericanos. No perdamos la oportunidad.


Palabras relacionadas:
Sostenibilidad, industria, manufactura, Latinaomérica
x