!noticia guardada!

Siendo esta mi primera carta editorial para la revista Metalmecánica Internacional, quisiera comenzar relatando brevemente la historia que me ata a este sector de la economía, al cual he dedicado buena parte de las últimas dos décadas de mi vida. Mis comienzos como ingeniero mecánico y como estudiante de maestría en esta ingeniería estuvieron marcados por mi participación en proyectos con la industria desde el análisis estructural y de falla de componentes metálicos. Después, con algunos años de experiencia industrial y tras partir a realizar estudios de doctorado en Alemania — con enfoque en procesos de manufactura avanzados— tuve la oportunidad de trabajar muy de cerca, tanto con las empresas líderes que desarrollan máquinas herramienta y suministros, como con los usuarios finales en las industrias automotriz, aeroespacial, médica y de energía.

Desde mi retorno a la industria latinoamericana he estado en permanente contacto con la industria metalmecánica, siempre con el objetivo claro de mejorar la capacidad productiva de nuestros talleres.

Y es aquí donde estaré trabajando para que este portal informativo se convierta, aún más, en la plataforma sobre la cual todos los miembros pertenecientes a la industria metalmecánica latinoamericana estemos participando y sacando provecho de un trabajo en equipo para salir adelante en conjunto: usuarios, proveedores, instituciones de I+D, gobiernos.

 

Estas páginas serán, no solamente una ventana a través de la cual podrán verse los últimos desarrollos de la industria, sino también un instrumento para dar voz a los fabricantes latinoamericanos con sus condiciones y requerimientos especiales, de manera que los proveedores y demás instituciones puedan responder a las necesidades de nuestro creciente mercado de manera más certera.

El aumento de la productividad de nuestros talleres metalmecánicos y la capacidad que tengan para ser competitivos frente a los mercados externos, depende en gran medida de la decisión y compromiso con que afrontemos su real industrialización. Esta definitivamente no depende solo de su capacidad financiera. En este punto es donde entra la pasión con que decidamos pasar de ver nuestra industria como un arte, como si cada pieza que sale de nuestros talleres fuera una artesanía y lo pasemos a manejar como un oficio que puede ser entendido a profundidad. El mercado lo exige: cada vez hay que sacar más productos en menos tiempo, con más calidad a menor precio. Al final hay que entender muy bien lo que estamos haciendo. A profundidad. ¿Por qué razones físicas escojo yo uno u otro recubrimiento para una herramienta de corte? ¿Qué beneficios puedo obtener al escoger entre uno u otro sistema de guías en una máquina de corte? ¿Cómo justificar una inversión en una máquina desde el punto de vista de la productividad que me ofrece, en comparación con lo que tengo hoy? ¿Qué tal si comenzamos a generar más oportunidades donde los talleres latinoamericanos comienzan a exigir a los proveedores espacios de calidad donde sus expertos oigan las necesidades y actúen de manera específica en un mercado claramente distinto al de las casas matrices?

La conversación queda abierta. Este será el medio para que la industria metalmecánica se comunique y salga adelante mejorando su capacidad de industrialización. ¡Bienvenidos!

Miguel Garzón Editor Metalmecánica
Dr.-Ing. Miguel Garzón

Total posts creados: 13

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a Dr.-Ing.
Imagen
Anterior

Tan preciso como sea necesario

Imagen
Siguiente

Los datos pueden ser emocionales

Lo mas leido

Ernesto Meier Addis
CAD

México se encuentra en un proceso de cambio acelerado en su industria de transformación. E...

Ernesto Meier Addis ・23/02/2015
Paulo Castelo Branco
Portaherramientas

Los números corroboran: Brasil pasa por la peor crisis económica de las últimas dos década...

Paulo Castelo Branco・27/06/2016
Hombres de metal
Portaherramientas

Llegó el cambio, salimos del ostracismo, salimos de la prepotencia, volvimos al respeto, a...

Luis Schvab・09/06/2016