La industria automotriz se prepara para la reactivación

La industria automotriz se prepara para la reactivación

Patrocinado por: Falta nombre

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

El Covid-19 ha dejado una huella profunda en la industria automotriz, llevándola a una crisis sin precedentes. Se ha anticipado una caída que puede llegar al 40% en la venta de vehículos en América del Norte. Pero a medida que los países empiezan a reactivarse, las compañías proveedoras de autopartes buscan su camino para llegar a la luz al final del túnel. 

Una de las dificultades que se presenta es el desfase en la curva de contagio y por tanto en las cuarentenas. En general, los periodos de aislamiento social y cierre de plantas han sido de 3 a 8 semanas en el mundo. Entre Estados Unidos y México existe un desfase aproximado de cuatro semanas, y por eso cuando algunos Estados empiezan a abrir, México aún se encuentra recluido.

A medida que Estados Unidos ha empezado a levantar sus medidas de aislamiento, se espera que las empresas en México empiecen a lograr licencias para la apertura, avaladas por protocolos de seguridad que ya han sido probados en otras plantas del mundo. Se espera que tres días después de abrir las plantas en estados como Michigan u Ohio, las empresas proveedoras instaladas en suelo mexicano puedan empezar a operar. 

Pero la reactivación no será inmediata: "No se abrirá al 100%, sino de manera paulatina", explica Óscar Albín, presidente de la INA, Industria Nacional de Autopartes. Y debido a que las armadoras tradicionalmente contaban con inventario de 60 a 70 días, con la caída en la demanda los inventarios ahora les alcanzarán para 120 días, por lo que se anticipa que el sector, en promedio, se detenga un turno. 

Una situación difícil generalizada

Este año no venía siendo bueno para la industria automotriz. En China por ejemplo se observaba ya antes del Coronavirus una caída en la producción, y en México había caído la demanda. Al perder mercado interno, China había salido agresivamente a buscar nuevos mercados.

Pero si bien al principio del año se había pronosticado la producción de 16.68 millones de vehículos en América del Norte, con la crisis del coronavirus la consultora IHS ha anunciado que en el mejor de los casos se espera que la producción caiga a 12.1 millones de vehículos. La producción de autopartes en México caería a USD 57 miles de millones, desde USD 99 miles de millones en 2019, el año récord de la historia. "Vamos a regresar al mercado que teníamos hace 10 años", comenta Albín. (Frase destacada)

Además de la esperable pérdida de empleos que esta coyuntura traerá - a un sector que emplea cerca de 973 mil personas-, una consecuencia aún más grave para México es la pérdida de divisas. La industria automotriz ingresó a México más de USD 88 mil millones en 2019; en comparación, las remesas le generaron USD 36 mil millones y la industria turística USD 14 mil millones. En 2019, la industria automotriz ya estaba por encima de la industria alimentaria en contribución al PIB, y representó un 20.8% del mismo (la industria alimentaria representó 20.3, y la industria química 6.2%). Esto sumado a la caída en precios del petróleo, hace que la economía en general tenga que prepararse para un año difícil. 

Luz en medio de la crisis

No hay forma de suavizar las cifras, la caída en el mercado es significativa y golpea enormemente un sector que venía creciendo a pasos agigantados, al punto de posicionar a México en el quinto lugar como proveedor de autopartes mundial, detrás de China, Estados Unidos, Japón y Alemania. Antes de la crisis, se pronosticaba un mercado de ventas de USD 102 billones para 2020. 

Pero también es cierto que toda crisis trae consigo oportunidades. Un sector para el que se prevé crecimiento es el de los vehículos de carga y tipo van, ya que ahora gran parte del abastecimiento está teniendo lugar con domicilios y transporte de mercancías.  

Otra ventaja es que esta coyuntura acelerará la entrada de la industria 4.0 y de tecnologías de digitalización, que harán que las plantas puedan monitorearse de manera remota. La trazabilidad de la información, aunada a las herramientas de realidad aumentada y de almacenamiento de datos pueden dar un gran impulso en México a que las empresas incrementen sus índices de productividad.  

Y también es necesario reconocer una verdad fundamental: no es posible desaparecer de un plumazo la extensa inversión e infraestructura que se ha creado en México, y la compleja y sólida interdependencia de los mercados. La industria norteamericana automotriz está escrita de manera indeleble con autopartes mexicanas. "No se puede manufacturar un automóvil sin componentes de México", afirma Albín. De hecho, el T-Mec viene a fortalecer aún más a México en esta cadena de proveeduría. 

Panorama de las ensambladoras 

Al momento del cierre de esta edición Fiat Chrysler, Ford, BMW, Honda, Nissan y Toyota han reanudado o están terminando de afinar detalles para volver gradualmente a su producción, luego de estar detenidos desde marzo debido a las restricciones implementadas para contener la pandemia del COVID-19.

Por ahora las plantas deben pasar por un proceso de certificación de protocolos de bioseguridad que debe tener “el visto bueno del Instituto Mexicano del Seguro Social, y esperar una posible inspección aleatoria del gobierno”, según señala un documento publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Además han debido “poner en marcha las medidas establecidas en ‘Los lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral’ y modificar instalaciones en caso de ser necesario; y llenar un cuestionario de 60 preguntas, cuyo objetivo es evaluar la implementación de los protocolos, y mandarlo al Instituto Mexicano del Seguro Social, que tendrá hasta 72 horas para dar su visto bueno”, puntualiza el mismo documento.

Fiat Chrysler (FCA México) en sus dos plantas en la ciudad central de Toluca han empezado a retomar de forma progresiva operaciones, como hicieran las 5 que tienen en Saltillo. Esta empresa que emplea a 14 mil personas, tendrá activo un turno de los tres que realizaba normalmente en la producción, y aseguraron no saber cuándo podrán operar nuevamente al 100 %. 

VW y Audi que siguen esperando una autorización adicional del Gobierno del estado central de Puebla. En esas fábricas del país se emplean cerca de 97 mil personas, casi el 10% de todos los trabajadores de la industria automotriz mexicana.

En un comunicado firmado por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Industria Nacional de Autopartes (INA), Cluster Automotriz Zona Centro (Clauz) y la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin), las distintas agrupaciones han pedido al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, permitir la reactivación paulatina del sector.

Por otra parte BMW planeó volver a producir en San Luis Potosí desde el 27 de Mayo, "bajo un enfoque gradual y planeado, acorde a las regulaciones y medidas sanitarias establecidas por las autoridades en México para la mitigación del COVID-19".

Mientras que las japonesas Nissan y Toyota aseguraron que preparan su regreso paulatino con las medidas necesarias, Ford estará reiniciando gradualmente su planta en Hermosillo, según una carta enviada a sus trabajadores, según la agencia noticiosa Reuters.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico y analista de la Concamin, dijo en declaraciones recogidas por el diario Expansión que “el arranque de actividades como la automotriz, minera y construcción conlleva a beneficiar a la economía mexicana, por el aporte de más de 10% al PIB, al atender al mercado interno y el exportador”.

Te podría interesar...

Lo más leído

El secreto radica en las características particulares que ofrecen los diferentes grados.
Mecanizado

Se trata de Tiger·tec Gold, una generación desarrollada integralmente que garantiza su ren...

Miguel Durán・Jul 12, 2022
Imagen
Sistemas para impresión 3D

Es importante conocer qué se debe buscar antes de seleccionar una grasa y cuáles son los b...

Metalmecánica Internacional・Sept 22, 2022
Una red de grado industrial atiende necesidades muy distintas a una que va dirigida a un consumidor promedio.
Software e I4.0

Estas redes se componen de recursos 'delicados' que garantizan el control y el manejo de p...

Miguel Durán・Jul 14, 2022
Fabrica
Manufactura aditiva

La gestión de la producción debe ser adaptativa, capaz de ajustarse a diferentes necesidad...

Jose F. Pulido Jiménez・Jun 3, 2022