México: en camino al top 10 en proveeduría aeroespacial

México: en camino al top 10 en proveeduría aeroespacial

Comunicate con el proveedor:

Contactar

!noticia guardada!

La meta es llegar este año a exportaciones de USD 12,000 millones y entrar al top 10 de países proveedores de la industria, nada imposible si se contempla la cantidad de pedidos que Airbus y Boeing tienen de aeronaves nuevas, que podrían llegar a 39,210 en 2038, con un backlog de nueve años de órdenes pendientes de entrega.

Mientras no se aumente la capacidad instalada de fabricación de aeronaves, la realidad es que sigue habiendo pedidos en firme. Hay muy buen panorama de aquí a 2036, porque ya están pedidos los aviones”, comenta en entrevista Xavier Hurtado, director del Programa de Desarrollo de Proveedores de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia).

Hoy México ocupa el lugar 12 a nivel mundial por volumen del mercado aeroespacial, y al cierre de 2019, sus exportaciones ascendieron USD a 9,500 millones en componentes para avión.

La oportunidad de negocio para el país asciende a USD 700 millones de dólares para 17 categorías de manufactura, entre ellas, maquinados, estampados, forjas, procesos especiales, termoformado y partes para asientos, inyección de plásticos, por mencionar algunas.

El directivo de la Femia explica que el potencial es mucho mayor, pues solo en fundición estiman una oportunidad de negocio que alcanzaría USD 2,000 millones anuales, pero por ejemplo, en el país solo hay dos empresas que hacen investment casting, y se está buscando desarrollar otras para este tipo de proceso; en herramentales, la demanda llegaría a USD 1,000 millones anuales.

Es por eso que mediante el Programa de Desarrollo de Proveedores de la Femia y el Programa Aeroespacial de la aceleradora de negocios TechBA, al día de hoy se tienen identificadas 630 empresas con potencial para integrarse a la cadena aeroespacial y que podrían captar esas oportunidades de negocio.

De esas empresas, al menos 400 ya están haciendo algo para la industria aeroespacial, pero hay más de 200 que no están en el sector y quieren convertirse en proveedores, por lo que la Femia se ha dedicado a realizar un diagnóstico de sus capacidades y apoyarlas en lo que les haga falta para integrarse a la cadena aeroespacial.

En un mapeo realizado por Femia y TechBA se identificaron 20 capacidades de manufactura en las que buscarán integrar empresas: fundición, forjas, maquinados de alta precisión, de estructuras metálicas, compuestos de carbono, inyección de plásticos, ensambles y subensambles, tratamientos térmicos, acabados, recubrimientos, soldadura, metrología, etcétera.

Pero México no está solo en esta competencia, ya que países como Turquía, Marruecos, India o Tailandia, también se están preparando para atender la demanda mundial de la industria aeroespacial, por lo que este año, será crucial en el desarrollo de empresas en México.

“Tenemos la oportunidad, el tiempo es una variable que sí nos tiene que preocupar porque tenemos países como Turquía o hay 10 países del sureste asiático que también tienen poblaciones similares a la nuestra y sí están haciendo las cosas muy ágiles, entonces ahí se pone interesante y más cuando los tier 1 tienen presencia global, entonces ellos sí están cotizando con proveedores de aquellos países”, advierte Xavier Hurtado.

Inventario de capacidades

Eugenio Marín, CEO de TechBA Aerospace, aceleradora de negocios, considera que aunque la demanda de aviones comenzará a concentrarse en China en el 2025 y países asiáticos estén entrando a la cadena, en realidad, México tiene la oportunidad de atender la demanda de aviones tanto en la región de Norteamérica como en América Latina donde también habrá un crecimiento.

“Yo no veo ningún problema con eso, al contrario, hasta nos podemos volver parte de la cadena de suministro de esos aviones (de China) eventualmente. Yo lo veo más como una oportunidad que un riesgo”, afirma.

Sin embargo, coincide en que se debe acelerar en el diagnóstico de las empresas con potencial, para poder desarrollarlas y después buscar atraer inversiones en procesos que no se hacen en el país y que sea conveniente traer del extranjero.

Una de las ventajas que se tienen ahora, a decir de Xavier Hurtado, es que en países que actualmente son proveedores aeroespaciales les queda una fuerza laboral de máximo cinco años, por ejemplo, en Estados Unidos y Canadá la mitad de los técnicos e ingenieros se jubilarán muy pronto y eso obligará a transferir el conocimiento a países en desarrollo como el nuestro.

La otra ventaja es la cantidad de pedidos en firme que hay hasta 2036, ya que las grandes fabricantes de aviones tienen la necesidad de acelerar el ritmo de producción, pero mientras no encuentren proveedores no podrán hacerlo, y eso es una oportunidad para México.

Lo que sí nos quedó muy claro en estos tres años que llevamos operando este programa es que no estamos listos definitivamente, antes creíamos que era solo el tema comercial, ahora nos dimos cuenta que también hay factores técnicos”, explica el directivo de Femia.

Ahora, además de atender los temas comerciales como tiempos de cotización, costos de materias primas, organización de la empresa, etcétera, desde el año pasado, mediante una auditoría de alistamiento técnico, se evalúan los indicadores de competitividad de las empresas como costos, tiempos de ciclo, capacidad para manejo de aleaciones aeroespaciales, y demás.

Diagnóstico empresarial

El objetivo para este año es hacer diagnósticos ligeros a las empresas que se han sumado al programa para determinar si continúan o no.

El segundo paso es hacer diagnósticos profundos a las empresas que sí pueden continuar y que están decididas a entrar a la cadena de proveeduría aeroespacial para llevarlas al menos a un nivel cuatro de madurez, dentro del esquema de cinco niveles que la Femia ha establecido para poder conectar a las posibles proveedoras con las compradoras a fin de reducir al máximo las posibilidades de rechazo.

Los diagnósticos profundos pueden tardar de tres a 20 días dependiendo del tamaño de la empresa, y son realizados por técnicos e ingenieros que trabajan en las OEMs y Tiers 1 del sector como Safran, Honeywell, Collins Aerospace, por mencionar algunas.

Con esta información también se ha estado integrando el Inventario Nacional de Capacidades Aeroespaciales, que no es solo un directorio de contacto, sino que contiene la información que las compañías compradoras requieren para identificar posibles proveedores.

Incluye 15 elementos entre ellos cuál es el proceso de manufactura del proveedor, cuáles son las materias primas con las que tiene experiencia, cuáles son las dimensiones de piezas con las que puede trabajar, para cuáles industrias ha trabajado, cuánto ha facturado al año, el número de empleados con que cuenta, el volumen anual de ventas, las certificaciones que tienen, entre otras.

Además, en las siete ciudades con mayor concentración aeroespacial: Tijuana, Mexicali, Hermosillo, Nogales, Chihuahua, Querétaro y Monterrey, se realizarán conferencias y eventos de networking en donde estarán presentes directivos de Boeing, Airbus, Safran, GE y otras empresas compradoras.

Asimismo, se lanzó el portal proveedoraeroespacial.com, donde las empresas interesadas pueden tener acceso a guías para hacer buenas presentaciones comerciales, y podrán inscribirse a webinars en los que se les hablará de 10 aplicaciones de manufactura donde pueden participar; o bien, abordarán procesos concretos como por ejemplo, maquinados para aplicaciones en piezas aeroespaciales.

Estas estrategias se complementan con la asistencia de la Femia a las ferias internacionales como París Airshow o Farnborough Airshow o la Aircraft Interiors Expo, en donde presentan el inventario de capacidades en México a los posibles compradores.

Mediante estas iniciativas se busca dar a conocer las oportunidades que existen aquí y decirles a las empresas mexicanas qué pasos deben seguir para aprovecharlas.

Vocación aeroespacial

Mientras el diagnóstico de capacidades avanza, y las metas del ProAéreo 2012-2020 están por cumplirse, surgen nuevos retos y objetivos. Algo que aún no se define es si México debería enfocarse en un solo nicho u optar por varias especialidades.

Actualmente, en el país se percibe una vocación hacia la manufactura de componentes para interiores de avión por el número de empresas que están este nicho, pero también existe capacidad en motores, como ya lo están haciendo Safran y GE en Querétaro, con el desarrollo del motor LEAP desde el diseño hasta la fabricación.

“Hay una directriz de gobierno federal hacia una vocación general en México, es decir, hay muchas empresas que están haciendo componentes para interiores, y podríamos volvernos el hub de interiores para aviones, pero tenemos capacidades para muchas otras cosas, también tenemos un importante hub de desarrollo de motores”, asegura Eugenio Marín, CEO de TechBA Aerospace.

En interiores las oportunidades son muchas, ya que comparado con un automóvil que tiene 5,000 partes, en un avión hay de uno a tres millones de partes, y de acuerdo con el experto, incluso la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Coordinación de Universidades Politécnicas y Tecnológicas planean abrir 15 laboratorios a nivel nacional para diseño, integración e ingeniería aeroespacial.

El propósito de esto es entrenar a los estudiantes de ingenierías afines a la aeronáutica en interiores de avión, que puede ser desde la manufactura de un asiento, hasta cocinetas, gabinetes, paneles de ventanas, sistemas de enfriamiento, etc.

Esto está bien, pero también hay otros nichos de la manufactura aeroespacial en la que podríamos entrar. En aeroestructuras también hemos hecho cosas interesantes, MRO o mantenimiento y reparación, también es un nicho importante, o sea, volvernos un hub para darle mantenimiento a aeronaves eso puede ser muy valioso”, dice Eugenio Marín.

Por lo pronto, TechBA dentro de su programa de aceleración tiene más de 180 empresas identificadas, entre ellas, muchas que hoy están en el sector automotriz y podrían migrar hacia el aeroespacial. Su meta será integrar al menos 20 empresas más a la cadena de valor aeroespacial durante 2020.

TechBA trabaja además en encontrar capacidades que se deben desarrollar como en el caso de tratamientos superficiales, térmicos, acabados, pintura, recubrimientos especiales, procesos que requieren inversiones muy altas y un expertise muy profundo.

“Con esta información podemos dar tiros de precisión para hacer atracción de inversión extranjera con esa claridad de que este es un proceso con demanda en México, que no tenemos, y que no hay pymes que se puedan desarrollar. Esta información estratégica se la damos a los gobiernos para atraer empresas que hagan eso que hace falta”, comenta el directivo de TechBA.

Otra de las acciones de la aceleradora es establecer alianzas con otros países, por lo que están trabajando con el Clúster Aeroespacial de Costa Rica y con el Clúster Aeroespacial Colombiano, buscando consolidar a México y Latinoamérica como una región importante para el sector aeroespacial global, sumando esfuerzos para complementar la oferta de valor.

Ante todo, el panorama para la industria aeroespacial mexicana es promisorio, pues empresas globales están mostrando interés por incrementar sus compras en México, e incluso, por desarrollar las capacidades que hacen falta en el país.

Xavier Hurtado afirma que hay cada vez más interés de empresas globales buscando proveeduría en México, y menciona el caso de una empresa que compraba alrededor de USD 300 millones de dólares en el país, pero después de una reunión que Femia tuvo con su estructura corporativa en Estados Unidos, ahora suman USD 500 millones de potencial, casi el doble de lo que estaban comprando en el país.

El directivo de la Femia asegura que esa empresa está interesada en nuevos proveedores porque los que tiene actualmente se están haciendo viejos, y es la misma situación que ocurre con los más de 100 compradores que están en la cartera de Femia.

“Para ponerlo como perspectiva, cada año que vamos a ferias como París, hay más intensidad en los compradores buscando proveeduría, por la demanda y porque sí ha habido compradores que han tenido éxito con los proveedores que tenemos aquí en México y entonces como que se ha corrido la voz. Entonces, "el futuro es positivo, aunque hay que trabajar duro para lograrlo", expresa.

 

Te podría interesar...

Lo más leído

El secreto radica en las características particulares que ofrecen los diferentes grados.
Mecanizado

Se trata de Tiger·tec Gold, una generación desarrollada integralmente que garantiza su ren...

Miguel Durán・Jul 12, 2022
Imagen
Sistemas para impresión 3D

Es importante conocer qué se debe buscar antes de seleccionar una grasa y cuáles son los b...

Paola Castellanos・Sept 22, 2022
Una red de grado industrial atiende necesidades muy distintas a una que va dirigida a un consumidor promedio.
Software e I4.0

Estas redes se componen de recursos 'delicados' que garantizan el control y el manejo de p...

Miguel Durán・Jul 14, 2022
Dassault Systèmes Innovación sostenible en la fabricación
Software e I4.0

3D EXPERIENCE novedoso diseño de formación técnica para el futuro en mecatrónica, fabricac...

・Oct 25, 2022