Page 38

MM Oct-Nov-13

han entrado en producción completa, pero cuando lo hagan, el centro de torneado será casi con certeza la máquina más productiva de G&G. Ahora que ha gastado más tiempo del esperado en conocerla totalmente, Gombar dice que él y la máquina son uno. El posprocesador que le permite usar el software CAM del taller con esta máquina no estaba listo, aun cuando su cliente solicitó prototipos de parte. Por eso, Gombar terminó por programar la máquina manualmente, escribiendo el programa línea por línea en un editor de texto del PC. Eso pudo haber sido para mejor, dice. Gracias al reto de esta programación (que sumó muchas de sus largas noches en el taller), ahora conoce muy bien las capacidades de la máquina. Él piensa que también produjo un programa que será mejor para el taller respecto al que el software CAM pudo haber generado. Su programa, que cubre los 36 números de parte, confía en variables para adaptar los movimientos de máquina a diferentes diseños de parte. Esto facilitará la modificación del programa en todo el conjunto de partes, y la adición de nuevas partes a estas familias en el futuro. Gombar también encontró formas inusuales para usar la máquina de manera eficiente. El centro de torneado está configurado de modo que una torreta mecaniza la parte en el primer husillo y la otra torreta mecaniza la parte en el segundo husillo; él sospecha que el software CAM habría programado el ciclo de esta forma. Pero en el caso de necesitarse una herramienta de aserrado para ambas caras de la parte, el programa de Gombar usa la segunda torreta para fresar la parte con esta herramienta, incluso mientras la parte continúe en el primer husillo. Él dice que este ejercicio de familiarizarse con las capacidades de la má quina también lo ha ayudado a re co nocer mejor su potencial. Esta máquina —y en una menor medida, la máquina 3+2— representa una capacidad considerable para la producción a escala completa de partes de alto valor. El taller espera que preparar esta capacidad lleve a otros cambios: “Cambios en todo el taller que afecten las formas como se desarrolla el trabajo”, dice Gombar. Obteniendo la certicación Uno de esos cambios tiene que ver con la disciplina en el uso de herramientas de corte. El producto principal de G&G ha sido tradicionalmente el mecanizado de prototipos de piezas. Esa especialidad, para bien o para mal, le ha permitido al taller una ausencia de estructura y consistencia en la forma de usar el herramental. A menudo se necesitan trabajos únicos tan rápidamente que la mejor suposición del taller es suficiente respecto a las herramientas de corte, junto con suposiciones similares frente a los parámetros de corte. Sin embargo, el valor logrado como resultado de la búsqueda de las herramientas y parámetros óptimos para la nueva parte de titanio fue revelador. En busca de ganancias de proceso similares, Gombar ha asignado a Dimonda y a Justin Gombar (su hijo) la tarea de reducir las elecciones de herramienta del taller en una lista estándar, que trabajará con casi todos los trabajos que el taller está acostumbrado a realizar. Al establecer esta lista estándar, el taller podrá comenzar a desarrollar parámetros óptimos para cada una de esas herramientas. Ese conocimiento será particularmente valioso, ya que el trabajo de producción ocupa una porción grande de la capacidad del taller. El taller también está detrás de la certificación ISO. A menudo, los propietarios dicen que G&G se ha esforzado en hacer el prototipo de una parte compleja exitosamente, solo para perder el trabajo de producción. “La historia de mi vida”, comenta Gombar. La falta de la certificación ISO se cita con frecuencia. El éxito del taller en el prototipado es realmente parte del problema. Se ha ganado suficiente trabajo de producción con base en el éxito del prototipado para mantener al taller ocupado. Los clientes en estos casos están tan impresionados con los prototipos, que no advierten el hecho de que G&G 36 Edición 5 - Vol. 18 - Octubre/Noviembre 2013 | www.metalmecanica.com falla en cumplir todas las calificaciones nominales para sus proveedores, una de las cuales es la certificación. El taller tiene cumplimiento ISO, pero no la certificación, comenta Gombar y, con frecuencia (¿con mucha frecuencia?), ese cumplimiento ha estado suficientemente cerca, así que el taller cerrará esta brecha. Hacer esto se ha vuelto la tarea más urgente, ahora que el taller tiene una capacidad de mayor valor para soportarlo. Cuando el taller dio el gran paso de adquirir esta capacidad, no podía saber cuántos otros cambios a lo ancho del taller se generarían. Yendo más allá, ¿G&G obtendrá suficiente trabajo nuevo de producción, tanto para ocupar la nueva capacidad como para permitirle al taller ascender todavía más? Será valioso chequear el taller una vez más en los próximos años para conocer la respuesta. © 2013. Modern Machine Shop. Derechos reservados. © 2013. Metalmecánica Internacional. Derechos reservados sobre la versión en español. MECANIZADO DE 5 EJES > Sobre el autor Peter Zelinski es editor de proyectos especiales de la revista Modern Machine Shop, del grupo editorial Gardner Publications con sede en Cincinnati, Ohio, E.U. Contacte al Proveedor Para mayor información sobre los portaherramientas de Big Kaiser en www.metalmecanica.com/contactealproveedor digite: 706 Para mayor información sobre las boquillas de Hardinge en www.metalmecanica.com/contactealproveedor digite: 707 Para mayor información sobre el centro de mecanizado Mycenter-3XG de Kitamura en www.metalmecanica.com/contactealproveedor digite: 708 Para mayor información sobre la mesa Trunnion inclinable de servicio pesado de Koma Precision en www.metalmecanica.com/contactealproveedor digite: 709 Para mayor información sobre el alistador de herramientas láser de Renishaw en www.metalmecanica.com/contactealproveedor digite: 710 Usted también puede ver este artículo en www.metalmecanica.com En Búsqueda Global digite: mm1805paso


MM Oct-Nov-13
To see the actual publication please follow the link above