Page 78

MM Oct-Nov-13

Destacó que de enero a mayo, la industria nacional registró un crecimiento de 9% comparado con el que se tuvo en 2012, debido a que en los últimos meses, el mercado nacional se ha venido frenando debido a la contracción en Estados Unidos, además de los topes de exportación con Brasil. Así mismo, manifestó que Estados Unidos y Canadá continúan siendo los principales destinos de exportación de los vehículos ligeros producidos en México, en donde más del 80% de la producción se dirige hacia estos países, siendo Estados Unidos el mayor receptor con 65%, mientras que alrededor del 14% de la producción va destinada hacia Sudamérica, principalmente a Brasil, Argentina y Colombia, éste último se ubica como el tercer comprador más grande de automóviles mexicanos en Sudamérica. En cuanto a proyecciones para la industria automotriz para el año 2020, adelantó que se prevé que el mercado mundial crezca 2.8%, mientras que los mercados en desarrollo crecerán 5.8% y los mercados desarrollados 1.5%. ProMéxico apoya empresas de la industria autopartista Como organismo gubernamental participante en el foro, Samuel Lara, Director de PróMéxico en Querétaro, informó a los participantes sobre los apoyos y servicios que tiene ProMéxico para empresas nacionales y extranjeras que buscan formar parte de la cadena productiva de exportación del sector automotriz. Lo anterior, al exponer las oportunidades de negocio que se han identificado por parte del organismo como resultado del trabajo realizado en los últimos tres años con más de 90 compañías transnacionales. Producto de estos trabajos y los encuentros de negocio organizados con compradores de negocio, destacó la gran área de oportunidad que representan los principales requerimientos a nivel internacional, y que se están buscando desarrollar en proveedores en México, como es el caso de procesos como troquelado, mecanizado y moldeado. Mercado brasileño En el primer día de trabajos del Tercer Simposio y Exposición Manufactura de Autopartes, se contó con la participación de Silvia Ribeiro, Responsable de Asuntos Internacionales de Sindiforja, asociación brasileña que agrupa al sector de la forja. En su ponencia habló acerca de la situación económica actual por la que atraviesa Brasil, así como las políticas fiscales que afectan la producción de las empresas establecidas en aquel país. Aseguró que Brasil es conocido por tener una de las tasas de interés más altas del mundo, las cuales son necesarias disminuir para mejorar la economía del país; sin embargo, esto no ha sido posible y la inflación ha ido creciendo, mientras que las tasas no han bajado. “Es muy difícil manejar un negocio en Brasil porque tenemos 85 diferentes impuestos y 36% del Producto Interno Bruto (PIB) va al pago de estos impuestos”, expuso. En cuanto al mercado automotor brasileño, Silvia Ribeiro informó que se cuenta con 26 industrias automotrices, 53 plantas industriales, y con más de 90 marcas diferentes, cerrando el 2012 con una producción de 3.5 millones de carros fabricados, colocándose como la sexta industria automotriz en el mundo. 90% de su producción anual de vehículos son biocombustibles; es decir, que trabajan ya sea con M-28 Edición 5 - Vol. 18 - Octubre/Noviembre 2013 | www.metalmecanica.com alcohol o gasolina; mientras que 50% de la producción son automóviles económicos. Necesidad de productos forjados en México Su participación en dicho foro responde a la petición de participantes en anteriores ediciones del evento, quienes demandaban la integración de empresas dedicadas a la industria de la forja, la cual no presenta un desarrollo importante en México. En este sentido, Silva Ribeiro detalló que la industria de la forja está bastante emparejada con la producción de camiones y autobuses, destacando que esta industria emplea a 18.000 personas. Precisó que entre los puntos que vuelven más complicado el crecimiento de la industria brasileña se encuentra el hecho de que el acero es en promedio 30% más costoso que el precio internacional de mercado, debido a que se tienen dos proveedores de acero protegidos con un promedio del 50% de las importaciones. “No es barato producir en Brasil, el salario representa 28% del costo; y si un empleado recibe su sueldo en dólares, la compañía paga el doble en impuestos y otros medios como el transporte. Si alguien hace 240 reales, la compañía paga más de 300 reales para llevar ese trabajo a la compañía nada más en transporte. A pesar de la tradición de forja en Brasil, la mitad del consumo ha sido importado debido a la alta tasa en el cambio de real a dólar. Nuestro mercado es bastante cerrado, el gobierno ha incrementado 30% más de impuestos en automóviles, y un carro que tenga más del 40% de partes importadas, pagará en impuestos como auto importado”, concluyó. SIMPOSIO AUTOPARTES 2013


MM Oct-Nov-13
To see the actual publication please follow the link above