Page 36

MMI-Abril2017-Digital

Cuando la ingeniería es vocación En un inicio, fueron servicios de afilado de herramienta. Después pasaron a la manufactura de herramientas para propósitos especiales. Actualmente, la empresa mexicana Falcon Tools se ha aventurado en el diseño y fabricación maquinaria con su ópera prima Process 5, un centro de maquinado de cuatro ejes adaptable para el proceso de torneado, fresado, afilado y rectificado cilíndrico y plano. DAVID LUNA “Un buen día pensé en formar una empresa para dedicarme a lo que mejor sé hacer: herramientas de corte”. Así es como arranca su historia Ramón López Falcón, director y fundador de la firma Falcon Tools, quien comenzó su aventura como empresario hace más de una década, cuando dejó las filas de la empresa Elmec. Aunque recientemente instaló su planta en Pachuca, Hidalgo, Falcon Tools comenzó operaciones en uno de los parques industriales de la capital del estado de Querétaro. En 2007, Ramón López invirtió 400,000 pesos (sumó 200,000 pesos más de un socio) para comprar algunas máquinas y arrancar así sus operaciones. “Compré dos afiladoras y una rectificadora cilíndrica usadas. Las restauré y comencé a ofrecer servicios de rectificado”. La empresa nació “con la torta bajo el brazo”. Casi simultáneamente al arranque, López fue contactado por la empresa Quimmco, asentada en Saltillo, Coahuila. Ahí le ofrecieron con tratarlo y le compraron 51% de su empresa. De esta manera, desde sus inicios, Falcon nació cobijada por un asociado con músculo y, además, con un flujo de órdenes de trabajo relativamente asegurados. “Tú puedes seguir teniendo tu empresa y trabajar aquí”, le indicaron los directivos de la empresa hermana de Sisamex y lo dejaron a cargo de la planta de herramientas de corte. “Y así empezamos, con dos afiladoras y una rectificadora, y comenzamos a ofrecer servicios de afilado de herramientas con alta calidad y en lotes pequeños. Nos concentramos en añadir un alto valor y en operaciones M-2 Edición 2 - Vol. 22 - Abril/Mayo 2017 | www.metalmecanica.com donde nosotros podríamos ser competitivos”. Es así como el ingeniero egresado del Tecnológico de Pachuca se enfocó en un nicho donde las máquinas CNC no son la mejor opción y donde se requiere un trabajo más intensivo de mano de obra con volúmenes más bajos. “Hacemos lotes de 20 o 30 piezas y en ocasiones de una sola herramienta. Aunque también hemos tenido clientes que nos piden lotes de hasta 300 piezas, como algunos de la industria del hule, para los que fabricamos navaHerramientas


MMI-Abril2017-Digital
To see the actual publication please follow the link above