Page 12

MM-Agosto2017-DIGITAL

DIANA CASTAÑEDA El sector aeronáutico colombiano ha mantenido un taciturno crecimiento durante los últimos años que se refleja, entre otros factores, en la conformación de la Asociación Colombiana de Productores Aeroespaciales (Acopaer), constituida hace seis años ante la necesidad de los empresarios de la industria de potencializar su proyección internacional. Está conformada por 22 compañías que trabajan conjuntamente en un esquema de cadena de valor, a través de cinco canales de servicios: ingeniería, fabricación, mantenimiento, educación y suministros. Javier Segura, director general de Acopaer, destacó en entrevista con Metalmecánica Internacional, que además de fabricantes de piezas y componentes aeroespaciales, la Asociación cuenta con compañías que se dedican a la educación y laboratorios de ensayos y de pruebas y, por lo tanto, generan procesos y certificaciones para el sector. “El grupo de empresas que tiene actualmente la Asociación es muy insistente y ha identificado que para tener un buen desarrollo se requiere de la participación de una triada (Estado, academia y empresarios)”, afirmó el Director de la Asociación quien también aseguró que se está avanzando en la consolidación de una plataforma de desarrollo que fortalezca la industria a nivel mundial. Al hablar de la composición de la cadena de suministro del sector, Segura manifestó que, teniendo en cuenta que una aeronave requiere de muchos componentes y factores, este es un sector multidisciplinario. “La aviación es internacional. No se puede tomar como un concepto local, sino global. De ahí que, en cuanto al aspecto metalmecánico, requerimos del soporte de compañías internacionales, ya que en la materia prima, que en el caso aeronáutico son los aluminios con unas características especiales, estos no los tenemos en Colombia”. En cuanto a las tecnologías utilizadas actualmente para la producción de componentes 10 | Edición 4 / Volumen 22 | Agosto/Septiembre 2017 www.metalmecanica.com aeroespaciales, el Director de Acopaer resaltó que las empresas colombianas han realizado grandes esfuerzos por mantenerse en un crecimiento constante, adaptándose a las nuevas tecnologías de la industria. Por ejemplo, las máquinas CNC de alta precisión son importadas y los sistemas de corte son especializados para realizar los procesos requeridos para la fabricación de las piezas. Entre estas tecnologías destacó la presencia en los pisos de producción de centros de maquinado de 5 ejes, sistemas de corte por chorro de agua y de electroerosionadoras por hilo que funcionan junto con máquinas para manufactura aditiva. Los avances son notorios, más si se tiene en cuenta que hasta hace algunos años todos los componentes se tenían que importar ya fabricados. Ahora, sostiene Segura, se traen del exterior las materias primas y, con las máquinas adquiridas, se producen los componentes solicitados por la industria, cuya principal demanda se centra en la fuerza pública colombiana y en el sector privado, como en la aviación de vuelos chárter, deportivos y de fumigación, entre otros. “Colombia está a la vanguardia en maquinaria. Los representantes de las máquinas siempre han estado presentes en los eventos en los que los empresarios colombianos han ido a encontrar soluciones para la fabricación de las partes. La globalización ha permitido adquirir máquinas con últimas tecnologías generando muy buenos productos, además de tener soportes importantes para los fabricantes, lo que quiere decir que cuando los empresarios adquieren estas máquinas están recibiendo soporte técnico, capacitaciones y demás para sacar productos adelantados”, aseguró el Director de Acopaer. Esta misma globalización les ha permitido a las empresas aeroespaciales colombianas incursionar en mercados internacionales. “Ya contamos con varias piezas para exportación del sector defensa como rines y sistemas de frenado para aeronaves Kfir, los cuales se están fabricando y exportando a Estados Unidos. Otra línea de producción que se está dando en Colombia es la aviación no tripulada, como los drones que son enviados a Europa”, indica Segura. Los avances en materia de partes para la industria también se extienden a la producción de aeronaves completas. Prueba de ello es el Calima T-90, producido por la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana, CIAC, para la Fuerza Aérea de este país. Esta es una aeronave pequeña con una estructura elaborada con materiales compuestos. La Asociación también trabaja para extender su cooperación con otras agremiaciones de la industria en Latinoamérica. Segura comentó que están realizando acercamientos con algunas organizaciones en países como México con el fin de avanzar en la integración de la industria de la región. NOTICIAS Mercados verticales COLOMBIA AVANZA EN LA PRODUCCIÓN DE COMPONENTES AEROESPACIALES w EL AUTOR Productora editorial de Metalmecánica Internacional.


MM-Agosto2017-DIGITAL
To see the actual publication please follow the link above