-01-RESLWC-IO-01-60 METALMECANICA Vol 23 No3 Mexico 15

MM-Junio-Julio-2018

ESPECIAL MANUFACTURA DE MOLDES Para ciertos moldes (como los de inyección de algunas piezas automotrices), se requieren centros de maquinado de gran tamaño, robustos y estables, aptos para corte de materiales de gran dureza. no considerados por la instancia gubernamental. “Solamente en lo que se refi ere a moldes para inyección de plástico, calculamos un monto superior a los USD 2,000 millones lo que representa un consumo de unos 5,000 moldes anualmente”, explica el representante de la Asociación. A lo anterior tendríamos que agregar USD 600 millones en importaciones de moldes de inyección de aluminio y USD 800 millones en troqueles. “Ya con esto sumamos USD 3.4 mil millones, y aún no incluimos estampados, forja, moldes de fundición de baja presión, sujeción, medición, ensamble ni moldes de soplado”, advierte Medrano. Es por ello por lo que la relación entre los grupos empresariales y las instancias de gobierno está haciéndose cada vez más estrecha, pues toda esta nomenclatura tendría que, no solo estandarizarse para hablar en un lenguaje común, sino que además debería incorporarse a acciones concretas como el registro en aduanas con fracciones arancelarias muy específi cas, y la generación precisa y expedita de etiquetas para acciones públicas de apoyo económico o intelectual. Incluso, la cifra del mercado podría ser mayor. Medrano añade que hay entidades de gobierno que estiman su valor en USD 12 mil millones que incluyen porta moldes, sistemas de colada caliente, herramientas, componentes periféricos y algunos complementarios como pernos, resortes, etcétera. “El mercado no solo son troqueles y moldes de inyección de plástico, se trata de un universo muy grande, por lo que nuestra tarea es conciliar números para aterrizarlo en un mismo estudio y proyecto de la Asociación que identifi que con claridad los conceptos”, considera Medrano. En resumen, existe ya una mayor participación empresarial en la gestión pública para establecer análisis estadísticos que indiquen no solo el tipo de componente relacionado con moldes y herramentales, sino incluso determinar si lo que se consume o importa es nuevo o usado. De esta manera, se podrían identifi car indicadores claves como el grado de reconversión tecnológica y el destino de apoyos de gobierno puntuales en áreas de mayor conveniencia estratégica, como favorecer maquinados de mayor valor y la compra de maquinaria destinada para ello, en lugar de procesos y equipamiento dedicado a la maquila o manufactura de bajo valor. 14 | Edición 3 / Volumen 23 | Junio/Julio 2018 www.metalmecanica.com El programa Fue en 2016 que se lanzó el Programa de Impulso de la Manufactura de Moldes, Troqueles y Herramentales, desde la Secretaría de Economía, con la participación de la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPIM) y la AMMMT, el cual plantea el desarrollo de mecanismos para que, a partir de actividades técnicas y comerciales, se comience a estructurar y fortalecer una cadena de producción de moldes y herramentales en el país. La iniciativa ya es el fruto de un esfuerzo en conjunto, y bajo un modelo de triple hélice que pretende favorecer la manufactura de moldes y troqueles local. Aunque el programa ya está en marcha, por el momento es la iniciativa privada la que está trabajando en la detección y análisis de las necesidades más inmediatas a ser cubiertas por el programa y 7 maneras de apoyar de manera efectiva a los fabricantes de herramentales 1 Benefi cios para compra de maquinaria nueva. 2 Consultoría especializada. 3 Simplifi cación administrativa. 4 Orientación para obtener fondos y desarrollar proyectos. 5 Incentivos fi scales adecuados, como depreciación acelerada. 6 Estímulo a las escuelas para capacitar a las empresas en áreas relacionadas con la producción de herramentales. 7 Desarrollo de programas particulares para moldes y herramentales .


MM-Junio-Julio-2018
To see the actual publication please follow the link above