Page 12

MM-24-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE

ESPECIAL AUTOPARTES componentes será reducido, debido a que tendrán que concentrarse en el desarrollo tecnológico necesario para suplir las necesidades de la conducción autónoma, sensórica, conectividad, sin olvidar el desarrollo continuo necesario de las múltiples plataformas de propulsión. Todo esto en un ambiente en que grandes jugadores informáticos están queriendo entrar en el negocio automotriz con formas de pensamiento radicalmente distintas en cuanto al modelo de extracción de valor. Así las cosas, los fabricantes globales buscarán maneras de lidiar con la presión competitiva y las necesidades de inversión a futuro. Muchas de ellas afectando a sus proveedores. Entre las soluciones más probables a implementar por parte de los fabricantes automotrices están las siguientes: • Comprar más barato Entre las clásicas maneras de reducir costos estarán las de esperar reducciones en el precio de compra de sus suministros, haciendo que sus proveedores compitan aún más tornando las partes automotrices hacia el rango de los commodities. • Desarrollo conjunto Los fabricantes reducirán los esfuerzos de desarrollo de ingeniería individuales, como lo vemos actualmente, por ejemplo, en la cooperación entre Daimler y Renault-Nissan para sus modelos de pickups, al igual que los acuerdos sin precedentes que se están dando en este momento entre BMW y Daimler (y posiblemente VW) para la creación de plataformas motrices conjuntas pensando en la movilidad autónoma. Esto tiene también una consecuencia negativa de reducción de capital para investigación y desarrollo de lado de los proveedores. • Reducción en complejidad A partir de la reducción en complejidad de las partes estructurales proveniente de la disminución en los rangos de modelos y variantes por la creación de las megaplataformas conjuntas, se espera generar una estandarización de partes mucho mayor y una reducción de costos por volumen como consecuencia. • Desagregación de sistemas Debido a la tendencia en la que los fabricantes también están rmando acuerdos con sus proveedores de sistemas tecnológicos del orden de Bosch y Continental, los primeros comenzarán a dejar de solicitar sistemas completos en favor de componentes individuales. De esta manera los consorcios tendrán más control sobre las piezas individuales, lo que les permitirá aumentar la oferta de proveedores e intercambiarlos según el precio y condiciones ofrecidas. Es decir, tendrán más acceso directo a proveedores de nivel 2 (Tier 2). Esto presenta un potencial interesante para negocios adicionales de las industrias metalmecánicas, aunque esto requiere altos niveles de especialización y los pedidos pueden ir reduciéndose a largo plazo. 12 | Edición 4 / Volumen 24 | Agosto / Septiembre 2019 www.metalmecanica.com ¿Qué deben hacer los proveedores de partes? Entre las decisiones estratégicas a tomar ante posibles segmentos que pudiesen ir en declive, los proveedores deberían considerar estrategias de “ n de juego” para sus negocios. He aquí algunos de ellos: • Los proveedores pueden expandirse a ofrecer nuevas partes en mercados nales con el n de ganar posibilidades de crecimiento. • Diversi cación hacia otras industrias donde le den valor a sus competencias clave. • Dado que el valor agregado de los productos se verá dado por desarrollos de software y electrónica, es posible que un valor diferenciador se pueda dar en esa área al momento de pensar en alternativas de negocio. Incluso puede hacer que algunos competidores actuales se puedan volver clientes o socios de desarrollo. Debido a la presión competitiva, la efi ciencia en costos es el único factor diferenciador en segmentos obligados a que sus productos se vuelvan commodities. De esta manera, en los talleres metalmecánicos latinoamericanos basados en tecnologías tradicionales se deben lograr altos niveles de estandarización para minimizar la inversión en desarrollo de nuevos productos. Aquí se crea también la necesidad de mejorar sistemas de control calidad, posiblemente utilizando las nuevas tecnologías disponibles de monitoreo para la Industria 4.0, con el n de eliminar costos por re-fabricación e incrementar los valores de con abilidad de sus procesos. Todos estos cruciales a la hora de certi car un proceso para producción en serie. Potencial para Suramérica en Brasil Según Oscar Albín, el transporte de componentes automotrices desde Suramérica hacia México es poco competitivo por la distancia y la necesidad de hacerlo en barco. “El Crédito: Fotolia.


MM-24-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE
To see the actual publication please follow the link above