Page 13

MM-24-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE

ESPECIAL AUTOPARTES www.metalmecanica.com Edición 4 / Volumen 24 | Agosto / Septiembre 2019 | 13 cliente más grande después de Estados Unidos y Canadá para México es Brasil. Los costos de manufactura allí son muy altos”, explica Albín. En estos momentos Brasil quiere abrir su mercado a Europa y Japón con nuevos TLC, a lo que agrega: “Brasil necesita diversi car sus componentes y empezar a desarrollar proveedores en su zona cercana: Uruguay, Paraguay, Bolivia: De bajo costo para abastecerse de autopartes desde ahí”. A lo que sentenció: “Por que ,si no, le puede pasar lo de Colombia: Colombia se abrió antes de tiempo, empezó a recibir autos de México y de otros países y hoy tiene serios problemas”. Sobre este último tema, el expresidente de Asopartes en Colombia, Tulio Zuloaga, expresó: “La industria automotriz en Colombia ha venido decreciendo. Lo que la mantiene es la comercialización (importación) pero si fuera por producción estaría en cifras negativas. Colombia importa 2 mil millones en autopartes y exportamos solo 800 millones de dólares. Hay un desbalance muy grande”. Retos tecnológicos debido al mayor uso de piezas plásticas Las macrotendencias expuestas anteriormente hacen que el foco de los materiales utilizados para la fabricación de autopartes también esté cambiando. En gran medida se incrementa la importancia de aplicaciones multimateriales tanto para partes no estructurales, como para componentes avanzados de seguridad. Esto signi ca un mayor uso de piezas plásticas con y sin bras de refuerzo. Es decir que cada vez habrá más trabajo para la fabricación de moldes de inyección. Esta es una de las grandes posibilidades de la industria autopartista para entrar como jugador importante en los nuevos modelos de negocio automotrices. Oscar Albín, sobre este tema comentó: “Debido a la tendencia de incremento de piezas plásticas y de que muchas de ellas empiezan a ser diseñadas directamente en México por los fabricantes automotrices que están en el país, se ha formado un clúster de herramentales y troqueles en el Bajío y otro en Nueva León”. Según el presidente de la INA, estas entidades están trabajando intensamente en la consolidación y entrenamiento del personal para manejar el mantenimiento y manufactura de moldes. Para Albín, ese es el paso número uno: “que todos los fabricantes de moldes se conozcan e indiquen que necesitan en común, para que en común traigan la tecnología, los institutos de enseñanza, que es como se comienza”. MMII


MM-24-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE
To see the actual publication please follow the link above