Page 18

MM-24-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE

ESPECIAL AUTOPARTES 75 % para autos y camionetas, además de que entre 40 y 45 % del vehículo deberá fabricarse en zonas donde los salarios sean mínimo de 16 dólares la hora. También se jó un requerimiento de que 70 % del acero y aluminio de un vehículo debe originarse en América del Norte, y hay siete componentes considerados ‘esenciales’ (motor, transmisiones, chasis y carrocería, ejes, suspensión, dirección, baterías avanzadas) que deberán cumplir en promedio con 75% de contenido regional. Para Óscar Albin, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), estos cambios, que entrarían en vigor en 2020 si el T-MEC se rati ca, podrían llevar de tres a cinco años para su implementación, sin embargo, considera que estas medidas son positivas, pues aunadas a la guerra comercial de Estados Unidos con China, podrían incrementar las inversiones asiáticas en México. Algunas estimaciones indican que un aumento de 10 % del contenido regional, impulsaría en una proporción similar la producción de autopartes en México en los próximos tres años, sobre todo de automotrices asiáticas que busquen cumplir con la nueva regla de contenido regional. “Los vehículos importados de México verían incrementos de precios abruptos: al menos USD 1,100 a una tasa arancelaria del 5 % y al menos USD 5,400 si las tarifas se incrementaran hasta el 25 %”. Center for Automotive Research (CAR) Sin embargo, la posibilidad de la imposición de aranceles de Estados Unidos a las importaciones mexicanas incrementaría el precio promedio de un vehículo construido en la Unión Americana en al menos USD 250, y con 25 % de arancel, el precio subiría a un mínimo de USD 1,100, según estimaciones del CAR. “Los vehículos importados de México verían incrementos de precios abruptos: al menos USD 1,100 a una tasa arancelaria del 5 % y al menos USD 5,400 si las tarifas se incrementaran hasta el 25 % (…) Este análisis del CAR no contempla aranceles de represalia que México pueda imponer si Estados Unidos avanzara con esta medida”, explica Kristin Dziczeck, vicepresidenta de CAR en un artículo publicado en USA Today. Con toda esta incertidumbre, las inversiones automotrices en México siguen llegando aunque de forma más lenta. BMW recién inauguró su planta más avanzada en San Luis Potosí y atrajo la inversión de al menos 70 nuevas empresas, y rmas como Toyota, Ford (pese a la cancelación de una nueva planta en San Luis Potosí), Audi, General Motors, Nissan, por mencionar algunas, continúan en pie con sus inversiones en el país. A l cierre de esta edición, México era el único de los tres países que había rati cado el T-MEC, mientras que los Congresos de Estados Unidos y Canadá aún no se pronuncian al respecto. Dada la integración regional, su aprobación daría mayor certidumbre a la industria automotriz de los tres países. Ahora queda esperar no solo la rati cación. También habrá que ver si en 90 días la amenaza de imposición de aranceles a productos mexicanos nalmente queda eliminada. MMII 18 | Edición 4 / Volumen 24 | Agosto / Septiembre 2019 www.metalmecanica.com


MM-24-4-AGOSTO-SEPTIEMBRE
To see the actual publication please follow the link above