Page 33

MM-24-5-OCT-NOV

AUTOMATIZACIÓN www.metalmecanica.com Edición 5 / Volumen 24 | Octubre / Noviembre 2019 | 33 han sido desplazados en la industria automotriz, sin embargo, estamos creciendo y expandiéndonos en todas las industrias y la metalmecánica es uno de los mercados verticales que más enfoque estamos teniendo en especíco en esta segunda mitad de 2019 y denitivamente en 2020”, arma Manuel Sordo, general manager Latam de Universal Robots. En promedio los robots colaborativos alcanzan una velocidad de 1 m/seg, con una repetibilidad de 0.05 milímetros, y tienen la ventaja de que hay un sinnúmero de accesorios que se les pueden añadir. Sus aplicaciones son diversas, un cobot en un taller metalmecánico puede realizar supervisión de maquinaria, atornillado, montaje, control de calidad, pick & place, soldadura, pruebas y análisis de laboratorio, empaquetado y paletizado, entre otras. De nuevo la comunicación de estos robots con las máquinas, como cualquier equipo periférico es un tema, pero al menos Universal Robots se está ocupando para que sus robots se comuniquen directamente con la máquina, así que en asociación con Haas, fabricante de máquinas CNC, desarrolló VersaBuilt, una interfase entre el cobot y la máquina con el que se ejecuta cualquier programa de maquinado del control numérico Haas. “La robótica colaborativa ya es una realidad, y lo digo porque la compañía tiene 15 años y crecemos un promedio de entre 80 % y 100 % año con año, desde que empezamos, incluso este año, en México vamos a crecer un 90 % respecto al año anterior”, dice Manuel Sordo. Los cobots, a decir del directivo, son una inversión al alcance de empresas de todo tamaño, ya que el retorno de inversión en promedio es de un año, con la ventaja de que un operador junto a un cobot es 80 % más productivo que un robot solo o un operador trabajando solo. El mercado de cobots alcanzará un valor de USD 3.1 mil millones para 2020, según cifras de Barclay, lo que responde a que su costo baja entre 3 y 5% anual. En 2015 un cobot tenía un costo aproximado de USD 28,000 y se espera que llegue a USD 17,500 en 2025. Antes de optar por cualquier solución de automatización, hablando de equipos periféricos, los expertos recomiendan denir qué se quiere lograr, en qué áreas se necesita ser más productivos, si hay problemas de calidad, y el tipo de hardware que se quiere implementar. Luis Carbonell preveé que la inteligencia articial se va a integrar a estos procesos para que las máquinas puedan balancear sus cargas de trabajo, ordenar a qué máquinas se asigna y qué cargas de trabajo según el operador. MMII


MM-24-5-OCT-NOV
To see the actual publication please follow the link above