Page 13

MM-DIC-ENE-24-6

CASO DE ÉXITO VERÓNICA ALCÁNTARA Desde su fundación, la compañía liderada por Coco Ramón, psicóloga industrial y abogada de profesión, se puso como meta posicionarse en una industria tan competida con innovación y calidad. Hasta hoy su buen desempeño ha logrado convencer a empresas del tamaño de Greenbraier, Benteler de México, Burner Systems, Nissan, Bombadier y Gestamp, por mencionar algunos. Procemat está ubicada en la zona industrial de Ciudad Sahagún, Hidalgo, que fue establecida en los años 50 para albergar a los trabajadores de las compañías paraestatales Diesel Nacional, Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril y Siderúrgica Nacional, dándole desde entonces una vocación metalmecánica. Tras una crisis en 1986, la zona industrial comenzó una nueva etapa con la llegada de Bombardier para la fabricación de vagones de ferrocarril. Le siguieron Gerdau Corsa, Praxair, Greenbrier, Giant Motors, Ferropartes Mexicanas, Coca-Cola, entre otras. Ahora, la compañía de 25 empleados, 70 % de los cuales son mujeres, está dando servicio a estos y otros clientes globales, gracias a sus capacidades en múltiples procesos de manufactura. Su personal técnico cuenta con nivel de ingeniería. Entre su portafolio, Procemat realiza ensamble de equipos especiales, desarrollo de piezas mecánicas, equipo agroindustrial, manufactura de equipo de lavado, y piezas automotrices como puertas, defensas y partes para blindaje automotriz. Creciendo a pesar de la economía adversa En un año 2019 complicado para la industria, especialmente para la automotriz, Procemat espera crecer 20 %, y comenzará el año que viene con varios proyectos para algunos de sus clientes, además de un proyecto para fabricar moldes. “Vamos a tener crecimiento a pesar de que fue un año complicado, y queremos cerrar con nuevos equipos, estamos haciendo la extensión de grúa para poner nuevos equipos para rectificados y tornos para dar un mejor acabado a las piezas porque tenemos un proyecto fuerte que son moldes, y otro que son luminarias, y tenemos que estar preparados e innovando”, asegura Coco Ramón, directora general. Cuando la compañía inició, sus primeros trabajos eran de corte de lámina y poco a poco fueron expandiendo su capacidad hacia otros procesos más complejos y con tecnología cada vez más avanzada, que les hizo ganar la confianza de sus clientes. “Empezamos tres mujeres en 2011, y en ese momento, si al sector le pedían el 80% de calidad, a nosotras nos pedían el 100% por ser mujeres y hemos demostrado que sí podemos (…) Ahora nuestra especialidad es ser versátiles, tenemos corte láser, y nos vamos a especializar más en chorro de agua y moldes”, comenta la directiva. Tecnología avanzada para marcar la diferencia Hoy en día están instalados en un espacio de 15,700 m2, con dos naves industriales en las que cuentan con una celda de fundición de aluminio a presión con horno e inyectora. En el área de corte, tienen dos equipos de corte por plasma de alta definición para placa de acero al carbón y acero inoxidable. Tienen capacidad de corte con láser 2D y 3D, soldadura robotizada y un área de doblez y otra de rolado de placa y perfiles. El año pasado gracias a su participación en el Programa para la Productividad y Competitividad Industrial (PPCI), impulsado por el gobierno mexicano, obtuvieron recursos para para poner en marcha una cortadora con chorro de agua de 5 ejes. www.metalmecanica.com Edición 6 / Volumen 24 | Diciembre 2019 / Enero 2020 | 13 Crédito: Agustín Martínez.


MM-DIC-ENE-24-6
To see the actual publication please follow the link above