Page 16

MM-DIC-ENE-24-6

CASO DE ÉXITO FINANCIAMIENTO PÚBLICO A EMPRESAS MEXICANAS Uno de los objetivos principales del gobierno de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, es apoyar el crecimiento de las empresas, en particular, pequeñas y medianas (pymes) con financiamiento para su modernización. Dos de los programas son Prosoft y el Programa para la Productividad y Competitividad Industrial (PPCI), cuyo fin es que las empresas encuentren una ruta de acceso a la tecnología y que esta adopción tenga resultados en el incremento de su productividad para su crecimiento económico. “Estos programas están orientados en sus dos vertientes fundamentalmente a ver cómo podemos ayudar a las empresas a mejorar tanto en la innovación como en su competitividad y estos dos elementos que son pilares fundamentales de las empresas hacen que sean elementos sustantivos para poder apoyar a las empresas”, explica Ernesto Acevedo Fernández, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (SE). El Prosoft es un programa orientado a la innovación industrial, mediante la creación de consorcios empresariales, es decir, apoya a grupos de empresas con necesidades similares, que requieran servicios compartidos. La SE destaca que según la experiencia internacional más de 40 % 16 | Edición 6 / Volumen 24 | Diciembre 2019 / Enero 2020 www.metalmecanica.com del crecimiento del PIB se da gracias a la innovación en las empresas, por lo que una prioridad del gobierno federal en los próximos cinco años será precisamente impulsar la innovación industrial. Desde su creación el Prosoft ha colaborado en el desarrollo de 30 centros de innovación industrial en 15 estados de la República Mexicana, para sectores como automotriz, aeroespacial, textil, metalmecánica, tecnologías de la información, y agroindustria. En tanto, desde el inicio de operaciones en el 2016, el PPCI ha apoyado 162 proyectos industriales beneficiando a 629 empresas en los distintos sectores manufactureros en 24 estados del país. Derivado de estos apoyos las empresas se comprometieron a mejorar su productividad en un promedio de 10.5% y a insertarse en 140 cadenas de valor. Este año el programa contó con poco más de 166 millones de pesos para apoyar a empresas en el diseño de metodologías para diferenciación de productos, estrategias de promoción sectorial, así como para centros de potenciación productiva, laboratorios de prueba, y adquisición de maquinaria y equipo para empresas. Caso Procemat: ¿Qué beneficios tuvieron y cómo lo lograron? Procemat, empresa 100 % mexicana del sector metalmecánico, fue una de las beneficiarias del PPCI el año pasado para la adquisición de equipo complementario que les permitió incrementar su capacidad de producción entre 30 y 40 %. En 2018, tenían ya una máquina de corte con chorro de agua para piezas de grandes dimensiones, pero les hacía falta una parte de la tecnología para ponerla en funcionamiento, así que aplicaron para la convocatoria y obtuvieron 50 % del recurso necesario. La empresa puso 5 millones de pesos y el financiamiento del PPCI fue de 5 millones de pesos más para comprar una bomba y un dispensador de abrasivo para echar a andar la máquina waterjet. Además incluyó la capacitación de 10 personas en Italia para poder operar esta tecnología. “De la fecha en que salió la convocatoria en agosto, enviamos el proyecto y recibimos respuesta en septiembre. En noviembre recibimos los fondos, así que fue un proceso muy rápido y no necesitamos consultoría externa para los trámites (…) Sin duda, sin el PPCI nos hubiera llevado más tiempo conseguir los recursos”, explica Claudia Ramón, directora de Proyectos en Procemat. Esto les permitió ampliar sus capacidades en el corte de piezas de grandes dimensiones, que es un mercado menos competido en el sector donde de desarrollan, atendiendo a empresas ferroviarias, automotrices, metalmecánicas, por mencionar las más importantes. La experiencia positiva de Procemat con este financiamiento y las metas conseguidas, podría llevar a la empresa a participar el próximo año para obtener recursos para un brazo robótico para automatizar el área de inyección de aluminio y si es posible poder equipar un área para incursionar en la fabricación de moldes. Coco Ramón, directora general de Procemat, le recomienda a las empresas interesadas en participar en este tipo de programas, “que no tengan miedo, que se acerquen a las autoridades porque no es complicado participar y los beneficios pueden ser muy positivos”.


MM-DIC-ENE-24-6
To see the actual publication please follow the link above