Page 29

MM-DIC-ENE-24-6

PRODUCCIÓN INTELIGENTE www.metalmecanica.com Edición 6 / Volumen 24 | Diciembre 2019 / Enero 2020 | 29 El paso final es el uso de todas las herramientas anteriores para generar un control automático robusto de los sistemas de producción, donde pueden estar incluidos algoritmos de inteligencia artificial, que interconectadas, tomarán decisiones automáticamente sobre la mejor forma de llevar a cabo los procesos: El fin último de la Industria 4.0 La información permitirá generar modelos estadísticos y físicos que ayuden a predecir el funcionamiento de los procesos basados en los datos tomados por los sensores. De esta manera se puede operar de manera óptima, no solo desde el punto de vista de “piezas por hora”, sino energético, desde el punto de vista de personal y disponibilidad de recursos. Una vez se ha montado una red de toma y almacenamiento de datos es importante comenzar con la capacidad de monitorear en tiempo real y tener la capacidad de analizar esta información en cualquier lugar. Datos de OEE, disponibilidad de máquinas, envío de alarmas de mantenimiento, requerimientos de compras. La toma de decisiones empieza a basarse en información objetiva y actualizada. Poco a poco, se irá generando la necesidad de conocer más detalles. Potencias, consumo energético, vibraciones y fuerzas de corte. Se comenzará a trabajar también con inventarios automatizados basados en códigos QR y etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID). Para este momento ya la cantidad de datos que se maneja es tan alta que estos deben ser transmitidos y almacenados en una base de datos central que permita su análisis. Medir y documentar de manera organizada y frecuente todos los parámetros utilizados para cada proceso. Comenzar por aquellos parámetros que nos indican las mismas máquinas, como RPM de los husillos, avances, profundidades de corte, presión del líquido refrigerante. Detalles de las herramientas usadas, radios de filos de corte. Visión de la fundación OPC* sobre la Industria 4.0 La 4ta revolución industrial está impulsada por las tecnologías modernas de la información y la comunicación, quienes tienen cada vez más influencia en la automatización industrial. En los sistemas compartidos e inteligentes se mezclan sistemas físicos, virtuales y datos digitales en los llamados sistemas ciber-físicos (CPS). Estos CPS están conectados y generan objetos “inteligentes” que se organizan para formar “fábricas inteligentes”. Gracias al poder de cómputo cada vez mayor y a la capacidad de las comunicaciones, se pueden organizar unidades de producción automáticamente. Estas contienen toda la información necesaria, o son capaces de conseguirla por sí mismas. Los sistemas interconectados y autónomos se auto-optimizan. Son expandibles fácilmente sin necesidad de configuraciones manuales. Durante su tiempo de producción y de vida útil como producto y a través de toda la cadena de extracción de valor se toman datos de su estado actual. Este tipo de productos “inteligentes” interconectados reaccionan a condiciones internas y externas gracias a comportamientos auto-aprendidos. *La fundación OPC es la creadora del standard de comunicaciones entre máquinas OPC Unified Architecture (OPC UA) Diagrama: Cortesía de KERN IoP.


MM-DIC-ENE-24-6
To see the actual publication please follow the link above