Promocione sus productos o servicios con nosotros
Marzo de 2021

Cómo la falta de semiconductores ha cerrado plantas automotrices y cuándo debería acabar el problema

La industria automotriz que logró sortear y ha venido recuperandose de la crisis causada por el coronavirus ahora se enfrenta a una nueva problemática: la falta mundial de semiconductores.

El último año ha sido complejo para la industria automotriz que luego de enfrentarse al coronavirus que la ha dejado recuprandose lentamente ahora tiene de frente un nuevo reto: el desabastecimiento mundial de semiconductores que ha llevado incluso al cierre temporal de fábricas como las de General Motors.

La compañía estadounidense ha anunciado un paro en 4 de sus fábricas en América. La de San Luis Potosí, en México, que detendrá operaciones hasta finales de marzo; por otra parte las plantas de Fairfax, Kansas, en Estados Unidos; y CAMI, Ontario, en Canadá, estarán paradas hasta mediados de abril. Luego la planta de Gravataí, en Brasil, tendrá paro en su producción en abril y mayo, según informó la compañía.

Según explicó Markus Golinski, gestor de fondos en Union Investment, al semanario alemán Wirtschaftswoche, este paro en la proveeduría proviene de la primavera del 2020, cuando la industria de los chips "debido a la crisis, simplemente se volvieron demasiado cautelosos, porque el mercado del automóvil también estaba bastante deteriorado y, por temor a las existencias excesivamente altas, recortaron los pedidos de manera significativa". 


CONOZCA LOS PROVEEDORES DE SISTEMAS Y SOFTWARE PARA LA IDNSUTRIA METALMECÁNICA EN LATINAOMERICA DANDO CLIC ACÁ


Sumado a eso, las capacidades de producción liberadas fueron inmediatamente absorbidas por otras industrias como la electrónica de consumo o las comunicaciones móviles, que gracias al trabajo en casa aumentaron imprevistamente sus ventas y que utilizan una gran cantidad de semiconductores en su producción.

El problema es que recuperar la proveeduría perdida no es tan sencillo. “Una de las peculiaridades de la industria de los chips es la naturaleza a largo plazo de la planificación. La creación de capacidades adicionales requiere mucho tiempo y, sobre todo, una gran cantidad de capital. E incluso si las capacidades de producción existentes se volvieran a convertir en semiconductores para la industria automotriz, eso llevaría algún tiempo. El chip que está entrando en producción hoy solo se puede instalar en tres a seis meses. La acción rápida y flexible no es una categoría en la producción de chips”, destacó Golinski.

Según el experto “los cuellos de botella durarán hasta mediados de año e inicialmente incluso se expandirán a otras áreas”. Por lo que para el segundo semestre de 2021 la proveeduría debería haberse solucionado ya que las compras de productos tecnológicos se han venido estabilizando.

Por su parte General Motors ha asegurado que su “intención es recuperar la mayor cantidad de producción perdida en estas plantas como sea posible”, además destacaron en comunicado que su equipo de Compras y Cadena de Suministros está trabajando para encontrar una solución al desabasto de semiconductores para así mitigar el impacto.


Palabras relacionadas:
Semiconductores, proveedores de semiconductores, cierran plantas por falta de semiconductores
x
HECTOR DE PENA
14 de marzo de 2021 a las 11:41

Como technico en la industrias automotriz que apuesto a diario por confiar en un futuro previamente mejor planeado con muchas antisipacion, no entiendo como grandes inverciones en esta industrias se descuidan


Sección patrocinada por

Otras noticias de Sistemas y software

Documentos relacionados