Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2020

Eliminación de arancel a importación de vehículos eléctricos en Mexico podría desincentivar la fabricación local

Desde el pasado 4 de septiembre, los vehículos eléctricos quedaron libres de aranceles, producto de un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Desde el 4 de septiembre de 2020, los vehículos eléctricos importados a México quedaron libres de aranceles, según confirmó la Secretaría de Economía. El acuerdo que busca garantizar el "acceso efectivo a la salud" con el objetivo de disminuir la huella de carbono del país azteca, podría sin embargo afectar la industria local que apenas empieza a desarrollarse alrededor de estos vehículos.

México, que está entre los 10 mayores fabricantes automotrices del mundo, aún está rezagado en la producción de vehículos eléctricos. Entre los cinco principales productores a nivel mundial están China, Estados Unidos, Alemania, Japón y Francia, con el país asiático a la cabeza.

Según un informe de la consultora McKinsey tanto las marcas con mayor penetración de mercado como sus proveedores buscan también disminuir su huella de carbono instalando plantas directamente en los mercados donde venden sus vehículos, haciendo más local la cadena de producción

“Por ejemplo, Tesla comenzó la construcción de su planta de Shanghai en enero de 2019 y entregó el primer vehículo eléctrico producido localmente en diciembre. La compañía planea construir su próxima planta de producción en Alemania para 2021. De manera similar, Volkswagen y Toyota han anunciado planes para establecer plantas de vehículos eléctricos en China”, destaca McKinsey.

Sin embargo para México, por el momento, la producción local está a la espera de adecuaciones en las plantas existentes. De hecho el mismo acuerdo que exime el pago de impuestos al importar vehículos eléctricos asegura que una de las razones es que la producción nacional es “incipiente”.

Le puede interesar: ¿MÉXICO TIENE POTENCIAL PARA LOS VEHÍCULOS AUTÓNOMOS?

Según ha revelado General Motors, la compañía espera empezar producción en el país solo hasta 2023, luego de modernizar algunas de sus plantas, aunque actualmente no se ha definido cuáles, los pronósticos apuntan a que una podría ser la de Ramos Arizpe, Coahuila, donde actualmente se construyen los Chevrolet Trailblazer y el Equinox.

La entrada de vehículos sin arancel al país podría entonces ralentizar esos planes, dado que al no pagar el impuesto de importación (que varía entre el 15% y el 20%) y al no existir una alta y amplia demanda de estos productos, los fabricantes podrían empezar a vender sus productos a precios de producción local sin necesidad de incurrir en grandes inversiones, que a causa de la pandemia podrían demorarse aún.

En ese sentido la producción local de autos eléctricos, podría quedar ahora aún más a la espera de que el mercado mexicano crezca pues las grandes marcas como Tesla, General Motors o Renault encontrarían en la producción en Estados Unidos y la importación sin aranceles costos similares sin mayor inversión.


Palabras relacionadas:
Vehículos eléctricos México, Vehículos eléctricos sin impuestos México, entrada de vehículos eléctricos a México, estadísticas de vehículos eléctricos en México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automotriz

Documentos relacionados