Promocione sus productos o servicios con nosotros
Agosto de 2020 Página 1 de 2

Flujo de trabajo digital bajo control con el uso de RFID para fabricantes de herramientas

Fabricante de herramientas de corte establece sistema para el rectificado automatizado de lotes mixtos con el flujo de trabajo basado en RFID

Fundada en 1979 por Siegfried Schunk, SCHUNK Präzisionswerkzeuge GmbH, comenzó en un garaje en Coburg, Alemania. Desde sus inicios hasta la actualidad, el antiguo prestador de servicios de reafilado se ha transformado en un proveedor de soluciones, que  fábrica su propia gama de herramientas de precisión, así como herramientas personalizadas para aplicaciones especiales.

El volumen de ventas de nuevas herramientas es ahora el 60% del negocio, y abastece a las industrias automotriz, aeroespacial, médica, de moldes y troqueles. Además, Schunk ofrece un servicio profesional de reafilado que incluye la preparación de bordes y el recubrimiento en su propia instalación de recubrimiento, conocido como acabado profesional SCHUNK.

La compañía, además, proporciona servicio individual y contacto regular con el cliente. Además, tiene como objetivo simplificar los procesos del cliente al facilitar la gestión de sus herramientas. A los clientes les encanta el hecho de que no sólo compran las herramientas de Schunk, sino que también obtienen una gestión completa de herramientas, rectificado, preparación de bordes e incluso recubrimiento.

En Schunk, el rectificado con lotes mixtos de herramientas se ha practicado durante más de 20 años y los empleados están acostumbrados a la flexibilidad que trae el sistema caótico. Para los propietarios, el poder rectificar un lote mixto de herramientas sin supervisión se traduce en una mayor productividad. Esta forma de pensar 'industrial' fue el principal impulsor para invertir en una máquina de rectificado CNC ANCA MX7 en el 2017. Schunk ahora está invirtiendo en su segunda MX7  expandiendo el existente flujo de trabajo RFID.

Para Christian Schunk era importante mantener la capacidad de carga caótica y al mismo tiempo beneficiarse de la mayor precisión en el cambio de pinza.

Experiencia con carga caótica y desarrollo de flujo de trabajo digital en combinación con la caja de servicio Schunk y sistema de almacenamiento

Para "estructurar el caos" de lotes de herramientas mixtas y los múltiples trabajos, Christian Schunk ha desarrollado su propio sistema de almacenamiento para clasificar todas las herramientas de un pedido del cliente en un tablero de herramientas común. Este tablero tiene una etiqueta y un código de barras que contiene toda la información relevante del trabajo, como:   tipo de herramienta,  número de herramientas, fecha de entrega y otros datos relevantes. Así mismo, sirve para volver a recopilar  las herramientas después del rectificado para cada pedido de cliente.

Schunk no solo ha implementado el flujo de trabajo ANCA RFID para el reafilado caótico, sino que también utiliza los datos de producción en un tablero de programación digital que muestra el estado de cada entrada de trabajo.

El funcionamiento de máquinas rectificadoras desatendidas aumenta la productividad y reduce los costos

 SCHUNK Präzisionswerkzeuge ha reducido los costos y ha aumentado la eficiencia operativa mediante el uso de la tecnología RFID de ANCA. Su sistema permite clasificar las  herramientas  según sea necesario para la producción, en lugar de por pedidos del cliente.

Cualquier combinación y cantidad de herramientas para diferentes clientes puede ser preparada para el rectificado en una estación de programación exclusiva.

Cada herramienta se evalúa en la estación, los operadores expertos luego seleccionan y modifican el programa de rectificado requerido. El programa individual se codifica en un portaherramientas RFID y, posteriormente, el portaherramientas y  la herramienta se colocarán en un paleta para la máquina rectificadora. Cada portaherramientas RFID recibe el nombre del cliente y el número de trabajo, por lo cual es sencillo encontrar el pedido original del cliente después del rectificado.

Tras el retorno de las herramientas después de la rectificación, la información RFID se lee y la herramienta será devuelta a su pedido original del cliente.  El portaherramientas RFID vuelve al almacenamiento y  puede utilizarse para otro trabajo en el futuro.

En producción se escanea la información RFID y se carga el archivo de rectificado de herramienta. Todos los parámetros de rectificado, los cambios requeridos en el paquete de ruedas o los cambios en el tamaño de las pinzas se ejecutan automáticamente.

Christian Schunk nos explica que, “Tiene sentido mantener los cambios de pinza al mínimo, lo que significa que las herramientas generalmente se clasifican por diámetro y tipo de herramienta, como fresas cuadradas, fresas de punta esférica o taladros. De esta forma, no sólo estamos optimizando los tiempos de ciclo, sino que también prolongamos la vida útil de las pinzas y guardamos el adaptador de estas. Lo más importante es que contribuye a un mejor agotamiento".

x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Manufactura avanzada

Documentos relacionados