Promocione sus productos o servicios con nosotros
Diciembre de 2021

Iniciativa de Biden viola el T-MEC y es catalogada como discriminatoria

Los incentivos fiscales para la compra de automóviles eléctricos ensamblados y con partes fabricadas exclusivamente en Estados Unidos son una violación al T-MEC.

En la conferencia de prensa del mes de noviembre entre los directivos de la AMDA, AMIA e INA, el representante de la INA, Alberto Bustamante, detalló los aspectos sobre la iniciativa “Build Back Better” de la administración Biden. “La administración de Biden ha definido como meta que para el año 2030, la mitad de los vehículos nuevos vendidos en territorio estadounidense sean eléctricos”. Además, Bustamante explicó: “esta iniciativa llamada 'Build Back Better' contempla incentivos fiscales que van de los US$7500 a los US$12500 para impulsar la adquisición de vehículos eléctricos”.

El gobierno Biden entregará US$7500 para la compra de vehículos eléctricos nuevos (sin importar si han sido fabricados en Estados Unidos), US$4500 más si han sido ensamblados en plantas de Estados Unidos y US$500 adicionales si estos vehículos eléctricos utilizan baterías fabricadas con al menos 50% de componentes provenientes de Estados Unidos. Es decir, un total de US$12500 en subsidios para incentivar la compra de vehículos eléctricos.

Violación del T-MEC

Al dar incentivos por comprar vehículos ensamblados o con partes fabricadas exclusivamente en Estados Unidos, la iniciativa “Build Back Better” del gobierno Biden viola el T-MEC. “La iniciativa viola el T-MEC y las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), ya que es discriminatorio y da incentivos fiscales a las personas para que se inclinen y compren lo hecho en Estados Unidos, y saquen de competencia a otros vehículos fabricados en otros países”.


Lea también: México mantiene su quinto lugar como productor de autopartes


“Es una medida discriminatoria con la cual no estaríamos de acuerdo, y nos parece que la postura del gobierno mexicano ha sido la adecuada en el sentido de pensar en posibles medidas de represión por la exposición de esta medida. Nos parece que no es hacia dónde queremos ir después de la firma del T-MEC, donde hablábamos de la regionalización de la industria y de la mayor integración de la industria automotriz dentro de la propia región de América del Norte”, comentó Fausto Cuevas, director general de la AMIA. 

Preocupación de la industria mexicana

Actualmente, la exportación de vehículos eléctricos de México a Estados Unidos es de 60766 unidades. La nueva medida no sólo afectaría las exportaciones actuales, sino también, al estar vigente hasta el año 2030, la medida afectaría las exportaciones de los próximos años. Por tal motivo, el gobierno mexicano tendría que tomar iniciativas al respecto. “De acuerdo con las reglas de la OMC, el Gobierno Mexicano podría establecer aranceles a aquellos productos que se importen de Estados Unidos, y que pudieran tener un valor equivalente al de la afectación que genere en la industria en México. Sin embargo, esta no sería una solución. A lo que nos estaría llevando es a una guerra comercial que no beneficia lo que realmente estamos buscando”, comentó Cuevas.

En cuanto a la afectación a la industria de autopartes, según Bustamante, “con esta medida la afectación sería de aproximadamente 5%. Sólo 2 de cada 50 vehículos eléctricos catalogarían para el crédito fiscal completo”.


Palabras relacionadas:
violación al T-MEC, incentivos fiscales para autos eléctricos, Biden viola T-MEC, Build Back Better viola T-MEC, México responde ante violación del T-MEC, iniciativa de Biden catalogada como discriminatoria
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automotriz

Documentos relacionados