Promocione sus productos o servicios con nosotros
Abril de 2006 Página 1 de 3

La clave de la servoalimentación en el estampado

Equipo editorial de Metalmecánica

Cooper Lighting reemplazó sus alimentadores neumáticos de bobinas por equipos de servoalimentación para afrontar el reto de producir más partes cada año.

Enfrentadas con retos desafiantes en la productividad y calidad del estampado, las plantas de estampado y ensamble de Cooper Lighting, en Monterrey, México, se vieron forzadas a renovar y mejorar las técnicas y los equipos de manufactura. Específicamente, tuvieron que buscar equipos precisos de servoalimentación para prensas con el fin de reemplazar sus antiguas líneas neumáticas de alimentación para una docena de prensas mecánicas que podían aumentar su marcha. El resultado final de este cambio buscaba cumplir con los volúmenes de producción siempre crecientes y los ajustados programas de entrega. Además, necesitaban flexibilizar sus procesos para correr hasta cuatro o cinco números diferentes de parte por turno y ser eficientes de manera que lograran de diez a doce cambios de bobina por turno en cada prensa. Y su reto más importante era la prioridad de procesar superficies de material pintadas o pulidas, libres de rayones.

Cómo se inició la empresa
Los orígenes de Cooper Lighting se remontan a 1956, cuando se fundó Halo Lighting Company con el propósito de manufacturar accesorios para iluminación. Halo fue comprada por McGraw Edison, que en 1985 fue adquirida por Cooper Industries. Cooper Lighting se fundó en 1987.

Desde sus modestos inicios, con instalaciones pequeñas y seis líneas de productos, Cooper Lighting fue creciendo hasta lograr una posición de reconocimiento en la industria internacional. Actualmente, Cooper Lighting, con sede principal en Peachtree City, Georgia, Estados Unidos, es un fabricante líder de alumbrados para carreteras y luces empotradas, y uno de los fabricantes más grandes de luces incandescentes, fluorescentes, H.I.D., de salida, de emergencia, deportivas, decorativas y para ambientes complejos. La empresa está compuesta por 13 divisiones con diez instalaciones de producción en Estados Unidos, Canadá y México.

Cumplir con los retos del estampado
En abril de 2000, Cooper Lighting introdujo su operación de estampado en Monterrey, México. Desde el principio, ellos enfrentaron grandes retos: producir 10.000 o más partes por año; buscar la flexibilidad para programar partes de una prensa a otra; estampar superficies de material pintado o pulido sin rayones; mejorar la efectividad en los cambios de bobina e incrementar las tasas de producción para satisfacer la demanda de sus clientes. Pronto se dieron cuenta de que con sus alimentadores neumáticos de bobinas no lograrían encontrar soluciones para cumplir estos retos. En palabras sencillas, tuvieron un efecto limitante y dramático en las tasas SPM, que causaban rayones en los materiales pintados y pulidos, producían constantes fracturas de las matrices, y además reparaciones.

El área de estampado de Cooper Lighting utiliza varios tipos de prensas: Komatsu, Clearing, Williams-White y Clearing-Niagara, con capacidades desde 300 hasta 600 toneladas. Sus nuevos logros en productividad y calidad están amarrados a las líneas de alimentación serie ServoMaster de Coe Press Equipment, que la empresa adquirió con el fin de mejorar varios de sus procesos.

Estas líneas están diseñadas en esquemas convencionales a fin de brindar el grado más alto de velocidad de procesamiento y flexibilidad para las operaciones de estampado. Las líneas están configuradas con la serie ServoMaster de alimentadores de rodillo, enderezadores de potencia para servicio pesado, carretes para bobinas tipo pull-offcon capacidad hasta de 20.000# y carritos hidráulicos para transporte de bobinas. Estos alimentadores de rodillo, que proveen un desempeño rápido y preciso, reemplazan los alimentadores neumáticos antiguos.

Los alimentadores y enderezadores vienen configurados con rodillos de cromo pulidos para eliminar los problemas con rayones sobre las superficies del material pintado o pulido. Además, los rodillos catenarios y las superficies roscadas tienen un recubrimiento con materiales de nailon Koat-a-Roll para prevenir el daño del material. Muchas de las líneas emplean mesas de roscado sin intervención manual, con superficies cubiertas en nailon.

Enrique Barella, gerente de ingeniería de Cooper, explica porqué seleccionaron las líneas de alimentación Coe: "Los alimentadores ServoMaster de dos rodillos nos dan la capacidad de procesar una amplia gama de materiales, con diferentes espesores y anchos. Los materiales incluyen aluminio, acero y acero galvanizado. Los alimentadores son fáciles de ajustar y alistar, lo cual es muy importante porque necesitamos hacer cambios rápidos de bobinas y las partes. También están diseñados para alimentar nuestros materiales, pintados o pulidos, sin rayarlos o dañarlos".

En Cooper, la eficiencia en los cambios y la capacidad de desarrollar alistamientos rápidos para la alimentación de las prensas son necesidades imperiosas: 61.000 números de parte fluyendo por la planta y cerca de 10.000 producidos con operaciones de estampado lo exigen.

Contacte a las empresas mencionadas
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Formado y fabricación