Promocione sus productos o servicios con nosotros
Septiembre de 2021 Página 2 de 4

Retos y oportunidades de la industria de las autopartes mexicana

Por: Nancy García

La embestida del Covid 19 a la industria ha sido difícil de subsanar. Después de un año donde las restricciones por la cuarentena provocó el cierre total de actividades no esenciales por varios meses, la recuperación ha sido lenta en todo el mundo.


Conozca las tecnologías para el mecanizado de aceros al carbono que ofrecen nuestros proveedores destacados:


El bloque de Norteamérica (Canadá, Estados Unidos y México) produce entre 16 y 18 millones de vehículos. En un buen año México fabrica cerca de 4 millones, Estados Unidos 12 millones y Canadá 2 millones, aproximadamente. Las autopartes fabricadas en México son para esos 18 millones de automóviles. Ejemplo, todos los cinturones de seguridad de los autos fabricados en Norteamérica se ensamblan en México. Luego entonces, se envían 12 millones de cinturones de seguridad a los Estados Unidos, 2 millones a Canadá y 4 millones se quedan en México.

Producción de autopartes mexicana

De acuerdo con la INA son varias las autopartes que más se demandan, entre ellas están los sistemas de seguridad como cinturones de seguridad, bolsas de aire y frenos. Los arneses, los componentes de asientos, desde el corte y costura hasta los sistemas metálicos. Hay una gran producción de motores, que ronda entre los 4 a 5 millones de unidades para diferentes marcas, y la mayoría se exportan. De igual forma se cuenta con una alta producción de ejes para los automóviles de tracción trasera.

Existen dos regiones en la república mexicana que concentran las fábricas de autopartes: la zona Norte específicamente en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua, donde se fabrican el 50%. La segunda región es el Bajío con San Luis Potosí, Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes y Jalisco, la cual concentra el 35%. El 15% restante se divide en Puebla y Tlaxcala, donde se produce principalmente para las marcas Audi y Volkswagen, también abarca Zacatecas, Durango, el Estado de México y otros estados.

México tiene aproximadamente 600 empresas nivel Tier 1 y cerca de 1,500 fábricas de producción de autopartes de las cuales el 30% son de capital mexicano y el 70% es inversión extranjera de los Estados Unidos, Japón, Alemania y Canadá y en menor proporción Francia y Corea del Sur.

El T-MEC

El T-MEC es el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá que entró en vigor el 1° de julio del 2020, desplazando al TLCAN, y ha puesto nuevas pautas para el sector. El ingeniero Óscar Albin afirma que la renegociación del T-MEC fue algo positivo para la industria de las autopartes, porque obliga a los fabricantes de automóviles de Canadá, Estados Unidos y México a producir sus componentes fabricados en China, Japón, Alemania y Corea del Sur en alguno de los tres países de América del Norte, lo cual representa una oportunidad extraordinaria de crecimiento de la producción mexicana.

En opinión del ingeniero Francois Ouellet, director de planta de la empresa Exo-s México, la renegociación del T-MEC incrementará la producción de compañías asiáticas en el país al buscar beneficiarse de las ventajas del tratado comercial. «Empresas de China, por ejemplo, están en proceso de establecerse en México para producir aquí y ser consideradas dentro de T-MEC, lo que es muy bueno para nosotros.»

Lea también: LLEGA INVERSIÓN AUTOMOTRIZ A MÉXICO

Exo-s México es una empresa de capital canadiense Tier 1 especializada en la fabricación de piezas internas y externas para el motor de automóviles por medio de inyección y moldeo por soplado, también son fabricantes de moldes y otras herramientas para la manufactura de autopartes plásticas, por lo que, de igual forma, son considerados Tier 2.

La oportunidad de negocio más clara para el sector, radica en atraer a los proveedores de materia prima y otros componentes que necesitan los fabricantes Tier 1 ubicados en Norteamérica, quienes importan materias primas de China, Alemania y Japón. «Los fabricantes de estos componentes- explica el ingeniero Albin- podrán ubicarse en cualquier país de la región, no solo en México, y ahí es donde tenemos competencia.»

El representante de la INA piensa que México enfrenta problemas para atraer inversión extranjera, debido a que su principal competidor, el Estado de Texas, tiene una mejor ley fiscal que es más atractiva para el capital privado. Los sistemas de manufactura están cada vez más automatizados y por el esquema fiscal mexicano es más difícil la compra de equipo, aunado que el costo de la energía eléctrica para la industria es más cara que en Texas, todo esto hace que se pierda competitividad. No obstante, el país cuenta con excelente mano de obra e ingenieros altamente calificados para trabajar en la industria automotriz.

Por su parte, el directivo de Exo-s considera que los retos más importantes del T-MEC son los ajustes a la Ley de Trabajo, las controversias surgidas en los sindicatos y el aumento de salario en la Zona Libre de la Frontera Norte.


Palabras relacionadas:
Industria automotriz, inyección, COVID-19, coronavirus, industria automotriz, industria de autopartes, industria mexicana automotriz, impacto del coronavirus en la economía, fabricación de autopartes en México
x

Sección patrocinada por

Otras noticias de Automotriz

Documentos relacionados