!noticia guardada!

Los movimientos económicos globales siguen mostrando cómo las grandes economías unen sus esfuerzos para desarrollar en sus países la tecnología en la que quedará la mayor parte del valor agregado de la fabricación de bienes complejos como automóviles, aeronaves, productos médicos, entre otros. 

Las fábricas inteligentes serán capaces de reaccionar de manera automática a cambios de modelos en la línea, suministro variable de materias primas, pedidos de partes de refacción antes que sucedan las fallas. Esto mejorará su productividad a tales niveles que competir para la producción en masa en estos casos va a ser bastante difícil. Y no hay duda que debemos ir en ese camino de desarrollo también, pero al mismo tiempo hay que ser realistas y buscar la manera de encontrar mercados alternativos porque el tipo de producción de maquila de piezas en serie se seguirá comoditizando.

¿Dónde queda aún un gran mercado de alto valor agregado? Los herramentales. En México cada vez se estiman valores más altos el mercado de moldes y troqueles. Se habla de $8,000 millones de dólares al año, de los cuales solo el 5 % se fabrica en este país.

En esta edición, nuestro artículo de portada habla de un valioso ejemplo de empresa en Hidalgo. Basada en su capacidad de trabajo de partes de gran tamaño y su conocimiento en inyección de aluminio a presión, ha detectado un interesante nicho en la fabricación de moldes de gran tamaño para este proceso. Y se está moviendo rápidamente en esa dirección.

No es tarea sencilla mejorar y poner la industria a punto para competir con fabricantes globales de herramental para inyección, troqueles, etcétera. Pero es fundamental que instituciones establecidas como la Asociación Mexicana de Manufactura de Moldes y Troqueles (AMMMT), y equivalentes en diferentes países latinoamericanos, generen rápidamente sinergias fuertes con la industria y los gobiernos para montar centros tecnológicos que desarrollen muy rápidamente las capacidades de personal, técnicas y de mercado para aumentar las capacidades. Sinergias con capital, no con amables intenciones.

Y lo vimos en la feria EMO de este año. Las tecnologías de fresado, incluyendo mejores recubrimientos en las herramientas permiten trabajar a velocidades de corte nunca antes vistas. Los procesos de impresión 3D de metales, ahora con fuentes de láser verde, permiten fundir en cama de polvo insertos en aleaciones de cobre para dar saltos inmensos en la productividad de los moldes. Procesos de electroerosión más rápidos y cada vez con menos desgaste en los electrodos. Más automatizables. Se presentó una tecnología de corte por hilo en la que el electrodo ya nunca se rompe. Software que permite programar y simular los procesos de corte para evitar retrabajos.

En fin. Todas las tecnologías descritas nos permitirían arrancar desde un punto mucho más elevado a competir. Y debemos apropiarnos de ellas de una manera rápida. El compás de espera se está acabando en un mundo que se mueve más rápido que lo que estamos acostumbrados a reaccionar.

 

Dr.-Ing. Miguel Garzón
Director de contenido Metalmecánica Internacional
miguel.garzon@b2baxioma.com

Miguel Garzón Editor Metalmecánica
Dr.-Ing. Miguel Garzón

Total posts creados: 13

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a Dr.-Ing.
Imagen
Anterior

Tan preciso como sea necesario

Imagen
Siguiente

Los datos pueden ser emocionales

Lo mas leido

Ernesto Meier Addis
CAD

México se encuentra en un proceso de cambio acelerado en su industria de transformación. E...

Ernesto Meier Addis ・23/02/2015
Paulo Castelo Branco
Portaherramientas

Los números corroboran: Brasil pasa por la peor crisis económica de las últimas dos década...

Paulo Castelo Branco・27/06/2016
Hombres de metal
Portaherramientas

Llegó el cambio, salimos del ostracismo, salimos de la prepotencia, volvimos al respeto, a...

Luis Schvab・09/06/2016