!noticia guardada!

La manufactura enfrenta algunos de sus retos más importantes de los últimos años. Por un lado, está la digitalización y automatización creciente de los procesos de producción y, por el otro, los cambios en los hábitos y demandas propias del consumo que exigen modelos de personalización masiva.

Sumado a ello, existen anunciados cambios en los productos, como los automóviles, que requieren materiales más ligeros y una mayor cantidad de sistemas electrónicos. Además, la sustitución del motor de combustión interna podrí­a acelerarse dejando, como resultado, el diseño de motores fabricados a partir de componentes con un menor número de piezas y de ensambles.

En conclusión, la tendencia es: menor volumen/mayor mezcla y el uso de nuevos materiales con una respuesta muy rápida a los cambios en el mercado. La solución: tecnologí­a avanzada y flexibilidad. En el artí­culo de portada de la edición Abril/Mayo de Metalmecánica Internacional, mostramos uno de los ejemplos más claros de cómo las nuevas tecnologí­as, tí­picamente diseñadas para altos volúmenes de producción con bajas mezclas, empiezan a adoptar funciones que las dotan de flexibilidad. Se trata de las máquinas transfer que son muy eficientes en la producción en alto volumen como partes automotrices, accesorios hidráulicos o neumáticos que son sometidas a muchos procesos de maquinado en el menor número de configuracionesposible. Los nuevos diseños de estas máquinas ahora permiten modificar la configuración de los husillos, rotar ángulos de incidencia de las herramientas y alterar las distancias de desplazamiento de ejes, de tal forma que pueden realizar cambios de manera más rápida, aun pensando en maquinados múltiples, lo que abre la posibilidad de trabajar con lotes más pequeños.

La flexibilidad será, sin duda, uno de los grandes retos de la manufactura por venir, aunado a la incorporación de sistemas digitales que permitan recabar información de manera más rápida de tal forma que dichos cambios sean no solo rápidos, sino también oportunos. Para nuestros lectores de la edición México, podemos dejar una tarea especial, pues en este mes de abril se realizará la feria industrial ExpoMaq, en la ciudad de León, Guanajuato. Para quienes tengan la posibilidad de asistir, será la oportunidad perfecta para analizar las nuevas posibilidades tecnológicas dispuestas en el piso de exposición para cumplir, no solo con los requerimientos actuales, sino para pensar en los proyectos por venir que comiencen a exigir ya estos cambios de pensamiento de la manufactura. Si bien, la industria automotriz es la que hoy marca la pauta del alto volumen en México, podrí­a ser también la que exija muy pronto los “cambios de velocidad” hacia estas nuevas tendencias.

 


Conozca proveedores de herramientas especializadas para taladrado:


David Luna
David Luna

Total posts creados: 15

¿Te gustaría enviarle un mensaje?

Contactar a David
Imagen
Anterior

¡Nuevo portal para la industria metalmecánica latinoamericana!

Imagen
Siguiente

El molde latinoamericano

Lo mas leido

Ernesto Meier Addis
CAD

México se encuentra en un proceso de cambio acelerado en su industria de transformación. E...

Ernesto Meier Addis ・23/02/2015
Paulo Castelo Branco
Portaherramientas

Los números corroboran: Brasil pasa por la peor crisis económica de las últimas dos década...

Paulo Castelo Branco・27/06/2016
Hombres de metal
Portaherramientas

Llegó el cambio, salimos del ostracismo, salimos de la prepotencia, volvimos al respeto, a...

Luis Schvab・09/06/2016